Familia de joven golfista, en contacto con autoridades, a la espera de datos

La familia de la joven jugadora de golf Celia Barquín, que ha sido asesinada de Estados Unidos, permanece en España, en contacto con las autoridades españolas en Washington y con los investigadores, y está a la espera de lo que determine la autopsia de cara a la repatriación del cuerpo.

El hermano de la joven, Andrés Barquín, ha explicado que están en contacto con las autoridades españolas en Washington y con las autoridades policiales de Iowa.

"Estamos siguiendo el procedimiento paso a paso", ha dicho el hermano de la joven, que ha añadido que se hará la autopsia y que, cuando se termine, esperan tener más información y saber cuándo se puede repatriar el cuerpo.

En principio, la familia cree que no se desplazará a Estados Unidos y está a la espera de lo que marquen las autoridades.

"Ahora mismo estamos bastante destrozados toda la familia, intentando asimilar un poco lo sucedido, y pedimos un poco de intimidad para sobrellevar estos días que están siendo bastante duros", ha manifestado Andrés Barquín, que ha añadido que desconocen "bastante todavía" qué ha ocurrido.

Por ahora, lo que saben es que Celia había ido a entrenar por la mañana "como muchos otros días" y que "alguien la ha atacado". "Esperemos que en las próximas horas nos puedan facilitar más datos de lo sucedido", ha insistido.

Andrés Barquín ha estado hoy en el minuto de silencio que ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Reocín, de donde es la familia, y allí también ha atendido a los medios de comunicación.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Tenis