Europa mira con preocupación la segunda ola del coronavirus

Europa mira con preocupación la segunda ola del coronavirus

Europa mira con preocupación esta segunda ola del coronavirus. Algunos países que fueron ejemplo de contención de la pandemia en la primera ola, como Portugal o la República Checa, asisten ahora a récord de propagación respecto a la primavera.

En Portugal tres ministros están en confinamiento tras dar positivo el de Ciencia y tecnología. El pasado sábado el gabinete de Antonio Costa se reunió con el persidente Pedro Sanchez en una cumbre hispano lusa.

Se registra un aumento de casos. Ya llevan cuatro días con 1.000 casos diarios, cifras récord que auguran nuevas medidas de restricción. Preocupan los brotes en Universidades Oporto y Aveiro por celebraciones de estudiantes Erasmus.

En la República Checa, hay nuevas restricciones sin cerrar la economía. Ya fue uno de los países con limitaciones más estrictas en marzo y ahora se plantea no confinar pero si restringir reuniones un poco más para frenar un ritmo de contagios de los más elevados de Europa. Se contabilizan más de 8.600 casos diarios y hay cerca de 1.000 fallecidos en una población de apenas 10 millones de habitantes.

Francia trata de evitar un confinamiento general pero no descarta aplicar más confinamientos locales si la presión sobre los hospitales aumenta..

En el Reino Unido, el primer ministro británico, Boris Johnson, aplicará a partir de este lunes un sistema escalonado de nuevas restricciones en distintas zonas de Inglaterra para contener la propagación. Las nuevas medidas incluyen el cierre de bares, gimnasios, casinos en las zonas que se encuentren en un nivel de alerta "muy alto". Sobre todo el norte del país desde Manchester a Liverpool está bajo ese nivel de alerta. Sólo ayer se contabilizaron en el Reino Unido 12.872 nuevos casos.