España busca soluciones frente a la quiebra de Thomas Cook

España busca soluciones frente a la quiebra de Thomas Cook

El Gobierno español se ha reunido con las Comunidades Autónomas para abordar medidas que mitiguen los efectos de la quiebra del touroperador Thomas Cook.

España es uno de los grandes perjudicados. Exceltur calcula que el impacto negativo en nuestro país es de 200 millones de euros. Dejaremos de recibir 3 millones de clientes al año, por lo que hoteles, agencias de viajes, restauración y excursiones buscan incentivos y alternativas.

Solo en lo que va de año las aerolíneas de las empresas de Thomas Cook transportaron hacia aeropuertos españoles, contando salidas y llegadas, casi 5 millones de pasajeros (4.788.370).

Alternativas

La patronal turística asegura que los efectos son más devastadores de los que sufrirán con el Brexit. Los consejeros de Turismo de Baleares, Canarias, Andalucía y la Comunidad Valenciana han puesto sobre la mesa del Ministerio de Industria propuestas para paliar la quiebra de este gigante turístico que deja en el aire casi 4.000 millones de euros.

Los consejeros piden rebajas de hasta el 40% de las tasas aéreas, mejora de la conectividad o ayudas fiscales. También que el Gobierno lance una campaña en el Reino Unido para mantener el atractivo turístico de España entre los británicos.

Grandes grupos hoteleros como Meliá, Barceló o Iberoestar tienen pendiente de cobro 200 millones de euros. Según UGT, unos 13.000 trabajadores podrían perder su puesto de trabajo en Baleares y Canarias, donde está a punto de empezar su temporada alta.

La prioridad más inmediata coinciden Gobierno y CCAA es conseguir que la repatriación de los turistas sea lo más rápida y eficaz posible.

30.000 turistas atrapados en Canarias

Cerca de 30.000 turistas británicos se han visto atrapados en las Islas Canarias por la quiebra de Thomas Cook. El Gobierno británico está intentando repatriar a parte de ese contingente desde el aeropuerto de Tenerife Sur.