Desaparece pieza a pieza el hospital de Ifema, símbolo de la pandemia

Desaparece pieza a pieza el hospital de Ifema, símbolo de la pandemia

Pieza a pieza ha comenzado a desmontarse este jueves el gigantesco hospital de Ifema, uno de los símbolos de la pandemia en Madrid, salvo las canalizaciones de oxígeno y de vacío del subsuelo que se quedarán para siempre con el objetivo de poder volver a montarlo con mucha mayor rapidez en caso de necesitarse.

El desmontaje de la instalación, clausurada el 1 de mayo tras atender a 4.000 pacientes con la covid-19 para aliviar la presión asistencial del resto de los hospitales madrileños, deberá estar listo el 1 de julio para que el recinto ferial retome su actividad habitual, ha explicado el director médico del hospital, Javier Marco.

Todos los componentes de los pabellones siete y nueve, que acogieron el centro sanitario, están siendo desmontados pieza a pieza, numerados y empaquetados, lo que permitirá poner en marcha el dispositivo “a gran velocidad” si regresara una situación de emergencia como la vivida en los últimos meses.

El nuevo Hospital de Emergencias de Valdebebas costará 50 millones de euros

Permanecen todas las canalizaciones

“Lo que sí queda como infraestructura permanente son todas las canalizaciones de oxígeno y de vacío que corren por el subsuelo”, junto a las de agua y electricidad, con el objetivo de proporcionar también “una mucha mayor rapidez de montaje del hospital si alguna vez lo necesitamos”, ha añadido el médico.

El hospital de campaña, comparado con las grandes arcas de Noé de Wuhan (China), podría volver a erigirse en 48-72 horas e ingresar pacientes en menos de 24 horas, “lo que da mucha tranquilidad”.

Operativo para volver a erigirse en 72 horas e ingresar a pacientes en menos de 24

Todo se almacenará en el depósito de logística de Ifema, con más de 20.000 metros cuadrados de superficie.

Según el director médico del hospital de Ifema, el desmontaje lo que supone es que "esos momentos tan terribles acabaron, esperemos que no vuelvan y si vuelven que sea en menor medida”.

Marco, con muchos años de experiencia profesional, considera que puede haber nuevos pequeños rebrotes, pero no espera uno de grandes proporciones durante este verano.

Posibles rebrotes cuando regrese el frío

En la línea con lo que vaticinan muchos expertos, Marco sí cree posible que se registre una oleada de casos de epidemia cuando regrese el frío, “como de grande nadie lo sabe”.

“Tenemos que estar muy preparados desde el punto de vista de infraestructuras y de material y si ocurre que nos pille bien preparados”, ha recalcado el doctor, quien ha pedido responsabilidad a la ciudadanía, en especial a los jóvenes.

Recorremos el interior del hospital 'durmiente' de Ifema

Pese a que la gente joven “cree estar tranquila porque parece que el virus les afecta poco o que no enferman, yo he visto morirse a personas jóvenes y sobre todo decirles que pueden no notar los síntomas y pueden pasárselo a familiares más mayores y matarlos”.

El hospital de campaña comenzó a funcionar en la noche del 21 de marzo tras un acondicionamiento exprés y sus pabellones atendieron durante cuarenta días a 4.000 pacientes con coronavirus derivados de centros hospitalarios desbordados por la rápida propagación de los contagios.