El "Cristo Crucificado" de Tiziano en el Escorial se desgarra al caerse de la pared

El "Cristo Crucificado", de Tiziano, que se encuentra en el Monasterio de El Escorial (Madrid) ha sido retirado para su "inmediato tratamiento y restauración" por los daños que ha sufrido, tras un desprendimiento de la pintura.

Según informa Patrimonio Nacional, se ha detectado el desprendimiento de la pintura "Cristo Crucificado", un óleo sobre lienzo 242 x 137 centímetros, que ha provocado "un desgarro horizontal considerable del soporte de tela, que ha afectado a la zona inferior del cuadro".

Posible deterioro del yeso de la pared

La valoración y diagnóstico de los servicios técnicos de Patrimonio Nacional han concluido "como probable" causa del incidente "la degradación material del revestimiento del yeso del muro al que estaba anclada la pintura, al comprobarse un desprendimiento de un fragmento del propio yeso donde se sustentaba el anclaje".

La obra no ha sufrido pérdidas en la capa pictórica, según las mismas fuentes, que explican que "se ha procedido a su retirada, protección y embalaje para el inmediato tratamiento y restauración en los talleres de los servicios centrales de Patrimonio Nacional y posterior colocación en el Real Monasterio de san Lorenzo de El Escorial".

Ahora el Cristo Crucificado de Tiziano está en los talleres de Patrimonio Nacional. Ha llegado hasta allí cuidadosamente embalado para reparar el desgarro que ha sufrido en el lienzo, según ha explicado a Telemadrid, Elena Martinez Benito, directora ECRA Restauración.

Un desgarrón en el cielo

El desgarrón se ha producido en la parte inferior del cuadro y no afecta a la figura del Cristo, sino a la parte del cielo que, según expertos de Patrimonio, no pìntó el propio Tiziano sino algún miembro de su taller.

Mientras tanto, en El Escorial, intentan averiguar por qué se ha caído el cuadro, y la causa parece estar en el deterioro del revestimiento de yeso de las paredes de la Sacristía, porque con el cuadro también se ha desprendido un fragmento del yeso en el que estaba anclado. El tiziano cayó sobre una cajonera de Juan de Herrera, también del siglo XVI que no ha sufrido daños. Expertos de Patrimonio revisan uno a uno los cuadros que hay en la estancia.

Mejores Momentos

Programas Completos