Crespo cree que todos los secretarios generales del PP debían conocer los pagos en B

Crespo cree que todos los secretarios generales del PP debían conocer los pagos en B

El considerado número dos de la Gürtel, Pablo Crespo, ha dicho hoy que todos los secretarios generales del PP debían conocer la "dinámica de donativos y pagos en B" que estaba "instalada institucionalmente" en el partido, aunque ha eludido especificar si Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal estaban al tanto.

El que fuese secretario de Organización del PP gallego, en prisión condenado a más de 55 años por el caso Gürtel, ha comparecido hoy en la comisión de investigación sobre la financiación del PP en el Congreso de los Diputados. Allí ha reiterado, como ya hizo en otras ocasiones, que en el PP existía una contabilidad paralela a la oficial donde se pagaban sobresueldos y "donaciones irregulares" y que el partido ordenaba a la Gürtel girar facturas a empresarios para pagar su deuda.

No ha querido desvelar, sin embargo, quiénes recibieron esos pagos en negro porque, ha dicho, la mayoría están alejados de la política, aunque sí que ha asegurado "con absoluta firmeza" que él "nunca" le pagó sobresueldos al que fue presidente del PP y del Gobierno Mariano Rajoy. Ahora bien, desde el principio de su comparecencia Crespo ha mantenido que los secretarios generales del partido e incluso el presidente, "informado en términos generales de cómo están las cosas", debían saber cómo se financiaba el partido.

Una afirmación, a su juicio, algo "valorativa y especulativa", que ha realizado en varias ocasiones sin llegar a especificar, no obstante, si Ángel Acebes, María Dolores de Cospedal o el propio Mariano Rajoy llegaron a conocer ese sistema de financiación irregular.

TODOS LOS SECRETARIOS GENERALES DEL PP CONOCÍAN LA ACTIVIDAD DE LUIS BÁRCENAS

"Todos los secretarios del PP conocían la actividad que llevaba el señor (Luis) Bárcenas", ha dicho Crespo, porque aunque no es probable que "un secretario general entre hasta el detalle de lo que hace un gerente", sí debe conocer "los aspectos globales de cómo se financia un partido" o de "si recibe donativos".

Y ha dado detalles de varias comunidades, especialmente Galicia, donde "los donativos iban a un partido o a otro" y el pago de sobresueldos era una práctica generalizada y no solo del PP: "Los empresarios en algunos casos venían de ver al representante de BNG o del PSOE, porque todos los partidos se financiaban igual".

De hecho, ha llegado a decir -como ya hizo en otras ocasiones- que el 65 por ciento del dinero que se movía en las campañas en las que él trabajó era en B.

Crespo ha advertido de que cuenta con documentación que demuestra que los que fueran dirigentes del PP gallego tienen motivos para "callarse", y ha precisado que el expresidente de la Xunta Manuel Fraga y el exsecretario general de la formación regional Xosé Cuiña conocían que se pagaban sobresueldos pero no los cobraban, mientras que ha guardado silencio cuando se le ha preguntado por otros dirigentes del PP de Galicia, entre ellos Mariano Rajoy.

Crespo ha admitido también que entregó 21 millones de pesetas (126.000 euros) en efectivo al antecesor de Luis Bárcenas en la tesorería del PP, el fallecido Álvaro Lapuerta, "para devolver un crédito" del PP gallego a la formación nacional, un apunte que aparece reflejado en los llamados papeles de Bárcenas.

También ha relatado prácticas de financiación irregular en Madrid, esta vez por orden del exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez, quien, según Crespo, le dio "instrucciones para cambiar" facturas del PP madrileño a favor de Fundescam, una fundación de la Comunidad. Una orden de la que no ha responsabilizado a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, sobre la que ha dicho desconocer, "con la mano en el corazón", si estaba al tanto de esta situación.

En Valencia ocurrió algo similar, donde, según ha dicho Crespo, el exsecretario general del PP Ricardo Costa (condenado a 4 años de cárcel por la Gürtel valenciana) les pidió que facturasen actos de campaña que habían realizado para el partido a empresarios, una orden que, según Costa, venía del expresidente valenciano Francisco Camps.

El considerado número dos de la Gürtel ha dedicado algunos minutos de su comparecencia a responsabilizar al PSOE y al exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba de orquestar el caso Gürtel, "una causa organizada" por él "y sus amiguetes de la Policía (...), lo que se llama ahora las cloacas del Estado". Ha ido más allá Crespo al acusar de "delincuente" al instructor de Gürtel y ahora exjuez, Baltasar Garzón, y ha advertido: "Se sabrá eh, todo lo que ha sucedido con esto se sabrá".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Financiación irregular