Contradicciones entre los testigos del juicio por la salida a Bolsa de Bankia

Contradicciones entre los testigos del juicio por la salida a Bolsa de Bankia

El exdirector de Inspección del Banco de España, Pedro González ha cuestionado y ha calificado de opiniones sin respaldo documental lo manifestado por el también inspector José Antonio Casaus, que en diversos correos electrónicos fue muy crítico con el sistema institucional de protección (sip) de cajas que dio lugar a Bankia.

Durante su declaración como testigo en el juicio por la salida a Bolsa de la entidad, en julio de 2011, González ha defendido la labor del Banco de España pero también la situación en la que se encontraba en el momento de la ops, motivo por el que se juzga al expresidente Rodrigo Rato y a una treintena de directivos.

González ha reiterado que "una cosa son debilidades", algo que nadie niega que hubiera en algunas de las cajas que dieron lugar a Bankia, "y otra cosa son cuestiones que hacen necesaria la intervención".

El inspector, prejubilado desde el año pasado, se ha referido a los reparos expresados por el inspector José Antonio Casaus, y ha defendido la fluidez con la que circulaba la información entre los distintos departamentos del Banco de España, cuya estructura es "jerárquica pero flexible".

En una ocasión, ha relatado, en julio de 2010, un año antes de la salida a Bolsa y cinco días después de que el organismo aprobara el plan de integración del sip, Casaus le llamó para informarle de que iba a reunirse con el entonces gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, un encuentro cuyo contenido luego incluyó en un correo electrónico que González ha leído ante la Sala.