Mamparas en las oficinas de empleo de Madrid para garantizar la seguridad

Mamparas en las oficinas de empleo de Madrid para garantizar la seguridad

La Comunidad de Madrid ha comenzado la instalación de las 1.700 mamparas de metacrilato adquiridas para separar los puestos de trabajo de las oficinas de empleo, según ha informado el Gobierno regional, a través de un comunicado.

La iniciativa tiene como objetivo preservar la salud de los empleados públicos de la región y evitar posibles contagios por coronavirus, tanto a ellos como a los usuarios del servicio público de empleo, cuando estas oficinas vuelvan a retomar la actividad presencial.

El vicepresidente, Ignacio Aguado, en compañía del consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez, ha visitado este miércoles la Oficina del Empleador para supervisar los trabajos de instalación de estas mamparas de metacrilato, que dividen en dos partes las mesas de trabajo e incluyen una pequeña ventanilla para permitir el intercambio de documentos.

"Estamos haciendo todo lo necesario para que, cuando el Gobierno central decida que se retome la actividad normal en estas oficinas, la vuelta al trabajo se haga con todas las medidas de prevención y garantizando la seguridad y salud tanto de los trabajadores como de los usuarios", ha señalado Aguado.

En este sentido, ha indicado que "hasta entonces los ciudadanos van a seguir recibiendo atención a través de los canales y portales de la Comunidad de Madrid a la hora de solicitar sus ayudas, prestaciones, y subsidios". Precisamente, Aguado ha resaltado que "la Comunidad de Madrid sigue avanzando en la atención online y en la capacidad de prestar mejores servicios para impedir que haya familias sin posibilidad de encontrar un puesto de trabajo y recuperar su normalidad como consecuencia de la crisis del Covid-19".

El Ejecutivo regional ha tramitado el contrato de suministro de estos materiales por el procedimiento de emergencia, una modalidad contemplada en el Real Decreto que establece el estado de alarma con el objetivo de acelerar la contratación de bienes o servicios necesarios para hacer frente a la crisis del coronavirus en el sector público.

Estas 1.700 mamparas, que tienen unas dimensiones de 100x70 centímetros, han supuesto un desembolso de algo más de 61.000 euros y se están instalando ya en las mesas de trabajo de las 45 oficinas de empleo de la región, incluida la Oficina del Empleador y el Punto de Empleo de Rivas-Vaciamadrid.