La Comunidad distribuirá 10.000 madroños para la recuperación de esta especie

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, ha presentado hoy en Alcorcón un nuevo proyecto mediante el cual la Comunidad de Madrid distribuirá 10.000 madroños -Arbutus unedo- para su plantación en montes y espacios protegidos de la región.

Se trata de una planta autóctona "emblemática" de Madrid, que cuenta con "un alto valor ecológico" y que está incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid con la categoría de 'interés especial', ha resalado el consejero.

"Es un objetivo prioritario para la Comunidad tanto la conservación como la expansión del área de distribución de determinadas especies vegetales protegidas o poco abundantes en el conjunto de la región como es el madroño", ha destacado Izquierdo, quien ha plantado hoy tres madroños en Alcorcón.

Además de plantar estos árboles, procedentes del madroño singular Lanchar de la Osa -ubicado en Cadalso de los Vidrios-, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha entregado al Ayuntamiento de la localidad 50 ejemplares más de madroño en bandeja forestal.

Por su parte, el alcalde del municipio, David Pérez (PP), que ha agradecido al consejero "que hayan elegido Alcorcón para iniciar esta plantación", ha señalado que se trata de "un proyecto muy bonito de recuperación y conservación de especies que, a lo mejor de otra forma, se perderían".

Los 10.000 ejemplares del proyecto puesto en marcha por la Comunidad se usarán en trabajos de restauración vegetal con fines paisajísticos, en particular en los espacios naturales protegidos de la Comunidad, para aumentar la diversidad de la flora, contribuyendo además con nuevos nichos ecológicos al incremento de la fauna.

Además, el madroño se puede usar también para restaurar zonas sensibles a los incendios forestales -ya que es capaz de rebrotar después- y, en masas forestales con baja madurez o repoblaciones monoespecíficas, para favorecer procesos de restauración ecológica formando mosaicos de vegetación más productivos y estables.

"El temperamento robusto y rústico del madroño, su follaje perenne verde lustroso, el colorido de sus frutos y sus flores hacen también apta esta planta para trabajos de jardinería en plantaciones aisladas, bosquetes o setos", ha añadido Izquierdo.

El consejero ha explicado que será el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) el encargado de recolectar las semillas, o el material vegetal de reproducción necesario para estos madroños, de las dos fuentes semilleras autorizadas para tal fin existentes en la Comunidad.

El objetivo es asegurar que los madroños introducidos tengan la procedencia más idónea para las condiciones ecológicas de los montes de la región, cultivando las plantas de las especies más interesantes por su importancia ambiental, singularidad o grado de amenaza.

En la Comunidad de Madrid, además, hay declarados cinco madroños como árboles singulares, cuyo acervo genético el Imidra pretende conservar, tanto reproduciéndolos a través de semilla, como clonándolos para conservarlos y estudiar su idoneidad como planta ornamental.

Para poner en marcha este plan de recuperación, la Dirección General de Medio Ambiente está determinando las zonas a repoblar y el Imidra está localizando las poblaciones vegetales para recoger el material vegetal, recogiendo las semillas, sembrando, estaquillando o clonando en laboratorio y cultivando las plantas. EFErsl/jlc

Mejores Momentos

Programas Completos