Caída a plomo de la economía española: el PIB se contrajo un 5,2% entre enero y marzo

Caída a plomo de la economía española: el PIB se contrajo un 5,2% entre enero y marzo

Se confirma que la economía española se desplomó más de un 5% en el primer trimestre, lo que supone todo un récord. También nivel máximo para el ahorro de los españoles que se sitúa en el nivel más alto en casi 20 años. El Banco de España defiende el mantenimiento de las ayudas como los ERTES, pero pide afrontar reformas y subir impuestos como el IVA y equilibrar las cuentas públicas.

Frenazo y caída

Caída a plomo de la economía española. Hay que remontarse a los años posteriores a la Guerra Civil para encontrar un descenso tan abultado de la riqueza de nuestro país.

EL PIB se contrajo un 5,2% entre enero y marzo. El confinamiento frenó en seco el consumo de los hogares, la inversión empresarial y el sector exterior. Construcción, comercio y hostelería se llevaron la peor parte. Sólo se salvó la agricultura y porque hay que seguir comiendo.

El empleo medido en horas trabajadas cayó un 5% y el miedo a perderlo disparó la tasa de ahorro por instinto de precaución. En el primer trimestre se situó en el 11,2% de la renta disponible de los hogares.

El Banco de España avisa de "daños persistentes"

El Banco de España, que mantiene sus previsiones de una caída del PIB de entre el 9% y el 15,1% este año como consecuencia del Covid-19 y avisa de que la profundidad de la crisis probablemente provocará "daños persistentes" en el ya de por sí "modesto" crecimiento potencial de la economía española, al tiempo que apunta a las mujeres y los menores de 35 años como los colectivos de trabajadores más afectados por la crisis.

Así lo señala en su 'Informe Anual de 2019', publicado este martes por el organismo supervisor, en el que el gobernador del institución, Pablo Hernández de Cos, destaca que España ha reclamado con "urgencia" una estrategia de crecimiento "integral ambiciosa y sustentada en amplios consensos".

Hernández de Cos explica que España ha entrado en las últimas semanas en una segunda fase respecto al Covid en la que la economía "comienza a reactivarse gradualmente", si bien avisa de una incertidumbre "muy elevada" que afectará negativamente a las decisiones de consumo, inversión y a las transacciones económicas internacionales.

Gasto público disparado

Para mantener hibernada la economía se disparó el gasto público registrando el mayor aumento en 12 años desde la anterior crisis. Por ello, el Banco de España apuesta por mantener las ayudas para evitar que se agrande la brecha de la desigualdad, como la prórroga de los ERTE.

Pero marca el camino, ya que en su opinión habrá que tomar medidas para equilibrar las finanzas públicas. Asegura que la economía española tiene "margen para redefinir la cesta de impuestos" con el objetivo de favorecer en mayor medida el crecimiento económico y a la reducción del déficit y la deuda pública, para lo que pide el diseño y comunicación de un programa plurianual de consolidación fiscal con una senda coherente con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, algo que podría hacer "absolutamente factible" reducir la ratio de deuda por debajo del 100% del PIB en diez años.

Sin recetas mágicas

No hay recetas mágicas según el supervisor, pero recaudar más podría incluir subir impuestos como el IVA o los medio ambientales. No obstante, el sindicato UGT, por ejemplo, apuesta porque paguen más los empresarios, según su secretario general José Álvarez, y abordar en septiembre la derogación de la reforma laboral .