Bruselas pide abrir un procedimiento de déficit excesivo a Italia

Bruselas pide abrir un procedimiento de déficit excesivo a Italia

La Comisión Europea vuelve a rechazar el plan presupuestario de Italia para 2019 y eleva el tono asegurando que no respeta las reglas europeas. Bruselas va más allá y abre la vía para expedientar a Italia por su excesivo déficit, aunque para eso necesita el apoyo del Eurogrupo. La primera reacción de Roma es ironizar y no mover un milímetro de su posición. La Comisión Europea propuso abrir un procedimiento de déficit excesivo al país por su elevada deuda pública, una medida que si se materializa podría dar lugar, en última instancia, a sanciones. El Ejecutivo comunitario recordó que en julio el Consejo de la Unión Europea (los países) pidió a Roma reducir su déficit estructural en un 0,6 % del PIB durante 2019 y señaló que, sin embargo, con el segundo plan presupuestario italiano enviado a Bruselas ese indicador crecería en torno a un 1 % del PIB.

"Estos números hablan por sí mismos. Así que, con pesar, hoy confirmamos nuestra evaluación de que el borrador del plan presupuestario de Italia supone un incumplimiento particularmente grave de las recomendaciones del Consejo", dijo el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, durante una rueda de prensa en la que se presentó la opinión de Bruselas sobre las cuentas. Añadió que "como consecuencia", se ha reexaminado el cumplimiento de Italia con los criterios de reducción de la deuda pública, que en ese país supera el 131 % del PIB, una de las más elevadas de los Veintiocho, y que de acuerdo con el Ejecutivo comunitario apenas variará los próximos dos años.

"Por tanto, concluimos que la apertura de un procedimiento de déficit excesivo por la deuda está justificado", declaró.

En última instancia, ese proceso podría suponer sanciones de entre el 0,2 % y el 0,5 % del PIB italiano (entre 3.450 millones y 8.625 millones de euros, aproximadamente).

Sin embargo, la Comisión Europea no puede pedir la apertura formal del procedimiento hasta recibir el respaldo del Consejo (los países), algo con lo que hasta ahora ha contado en el caso italiano.

De hecho, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, subrayó que la decisión de hoy no se traduce en una apertura automática e inmediata del proceso. "Esto no es todavía la apertura de un procedimiento por déficit excesivo. Ahora corresponde a los Estados miembros dar su punto de vista sobre nuestro informe dentro de dos semanas", precisó el político francés. Añadió que si los países están de acuerdo con la Comisión, algo que consideró "más que lógico", entonces el Ejecutivo comunitario tendrá que preparar el proceso de déficit excesivo y nuevas recomendaciones para que Italia corrija las trayectorias de su deuda y déficit.

Si finalmente los países dan luz verde a la apertura del procedimiento por déficit, Bruselas daría entonces a Roma un plazo de entre tres y seis meses para tomar medidas correctivas.

En una decisión sin precedentes, el Ejecutivo comunitario pidió a Roma en octubre un borrador presupuestario revisado tras constatar que las cuentas del Gobierno italiano suponían un incumplimiento claro de las normas comunitarias. Sin embargo, el Ejecutivo del antisistema Movimiento 5 Estrellas y la ultraderechista Liga envió un borrador sin apenas cambios, que mantiene la cifra de déficit para 2019 en el 2,4 %, tres veces más de lo pactado, y solo introduce el compromiso de no rebasar esa cota y un programa de venta de inmuebles públicos para ayudar a rebajar la deuda.

SALVINI IRONIZA AL SER PREGUNTADO POR LA CARTA DE BRUSELAS

El vicepresidente del Gobierno de Italia Matteo Salvini ironizó hoy con el rechazo de la Comisión Europea (CE) de los Presupuestos para 2019 y la posibilidad de sanciones, al afirmar que en Roma esperan "también la carta de papa Noel", aunque apostó por seguir dialogando.

Preguntado por los medios sobre si había recibido la carta de la Comisión Europea con el rechazo a los Presupuestos, el líder de la ultraderechista Liga respondió: "¿La carta de la UE? También espero la de papá Noel", y adelantó la voluntad del Ejecutivo de seguir negociando con Bruselas."Debatiremos educadamente como siempre hemos hecho, hablaremos. Pero seguimos adelante", consideró.

Por su parte, el primer ministro, Giuseppe Conte, insistió en su convicción y la de su Ejecutivo sobre "la solidez" de los Presupuestos planteados y aseguró que las medidas están "bien meditadas", en declaraciones a los medios locales.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Italia