Arranca el proyecto Arco Verde en Boadilla

Arranca el proyecto Arco Verde en Boadilla

El proyecto Arco Verde, "el gran corredor ecológico" que unirá los tres Parques Regionales de la Comunidad de Madrid, ha arrancado este viernes con la plantación en Boadilla del Monte de los primeros árboles vinculados a la Cumbre del Clima, que se ha celebrado estos días en la capital.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha plantado uno de ellos, acompañada del alcalde del municipio, Javier Ubeda, y la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Paloma Martín.

"Lo que hoy presentamos en un sueño porque es uno del los proyectos más importantes del Gobierno que presido y porque va a quedar como herencia para las próximas generaciones", ha remarcado la dirigente regional.

Se aprovecharán caminos, vías pecuarias, carriles bici e incluso alguna vía férrea abandonada para lograr 250 kilómetros de conexiones en el que se plantarán 200.000 árboles y arbustos. Además, se conectarán 2.000 hectáreas de zonas verdes y parcelas reforestadas a través de un arco metropolitano, "para acercar la naturaleza y hábitos saludables a todos los ciudadanos".

También, estará unido con el anillo verde ciclista de Madrid, con los carriles bici de otros ayuntamientos así como con estaciones de Metro y Cercanías con el objetivo de que se pueda acudir en transporte público y practicar deporte en el medio natural.

Plantaciones para mejorar la biodiversidad

El Arco Verde contará con plantaciones para mejorar la biodiversidad y se fomentará especies de árboles resistentes a la sequía de escaso mantenimiento y adaptadas al clima y arbustos que favorezcan el desarrollo de la fauna.

"Contribuirá a la lucha medio ambiental de dos maneras: al haber más vegetación todas estas zonas verdes van a actuar como un sumidero del dióxido de carbono pero además al fomentar el uso del transporte público vamos a reducir también la contaminación", ha dicho la presidenta.

Ligado con la Cumbre del Clima

La Comunidad ha querido ligar el Arco Verde con la Cumbre del Clima y por ello todos los asistentes se les ha entregado una tarjeta eco con el lema 'Proyecto Arco Verde. Echa raíces en Madrid'. Por cada participante se plantará un árbol en las tres zonas que se unirán: Parque Regional del Sureste, el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Además, en la misma zona, en Boadilla, la presidenta ha soltado un ejemplar de águila imperial ibérica que es una de las especies de "mayor valor natural y más amenazadas de Europa" que alberga estos montes, una especie protegida y catalogada en peligro de extinción tanto a nivel autonómico como nacional. Esta había sido rehabilitada en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Comunidad de Madrid.

Ayuso ha detallado que el censo del águila en la región se ha duplicado en la última década y que actualmente ocupa nuevos territorios en el centro y en el este. Hay un total de 73 parejas.