Almeida insiste en el fin de la huelga en la EMT si los trabajadores quieren negociar

Almeida insiste en el fin de la huelga en la EMT si los trabajadores quieren negociar

Aproximadamente medio millar de trabajadores en huelga de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), 800 según los sindicatos, se han concentrado este martes en Cibeles, a las puertas del Ayuntamiento de Madrid, reclamando más personal y que el Gobierno municipal se siente a negociar con ellos.

"Si no hay negociación mantendremos las jornadas de huelga", ha confirmado a la prensa Elías Calderón, miembro del comité de huelga. Hasta el momento son tres las peticiones que han hecho mediante registro al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y al delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, solicitando una reunión urgente, ninguna contestada.

Desde el comité de empresa aseguran que nunca se habían encontrado con un Gobierno, con independencia de su color político, que "permita que los usuarios estén sufriendo una huelga y ni siquiera hayan tratado de negociar".

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha exigido este martes a los trabajadores que trasladen cuáles son sus reivindicaciones, ya que el Ayuntamiento ha atendido a todas sus demandas, y ha pedido al comité de huelga que desconvoquen los paros. ""En el momento que desconvoquen la huelga al minuto siguiente estaremos sentados el Gobierno de la ciudad de Madrid con el comité de empresa de la EMT", ha subrayado Martínez-Almeida en declaraciones a los medios en Ifema, donde ha participado en una sesión sobre ciudades sostenibles, que se celebra en la cumbre del clima.

La portavoz orgánica de Más Madrid, Marta Higueras, ha acudido a la concentración de trabajadores de la EMT ante el Palacio de Cibeles, acompañada por los ediles Nacho Murgui y José Luis Nieto, para apoyarles en su demanda de "al menos 200 conductores más para que el servicio se mantenga como debe ser".

Colas de viajeros de hasta dos horas por la huelga en la EMT en Madrid

La huelga de 24 horas de este martes ha afectado a muchos viajeros, que han sufrido colas de hasta tres horas para coger un autobús.