Adiós peseta, adiós

Adiós peseta, adiós

A Mercedes el confinamiento le ha dado para mucho. Ha conseguido rescatar de sus armarios pesetas olvidadas desde hace años. Decide acudir al Banco de España para cambiarlas por euros. Quedan menos de tres meses para realizar esta operación.

El próximo 31 de diciembre finaliza el plazo para poder cambiar los viejos billetes y monedas. Hasta esa fecha, cualquier persona que lo desee podrá realizar el cambio en el edificio del Banco de España en Madrid (C/Alcalá,48) o en cualquiera de sus sucursales distribuidas por el territorio nacional.

Debido a las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias en los edificios públicos, para realizar la operación de canje es necesario concertar una cita previa llamando al teléfono 91 338 50 00, entre las 8:00 y las 17:00 horas, o través del formulario disponible en la página web del Banco de España.

Los interesados estarán obligados a identificarse con su DNI, pasaporte o tarjeta de residencia.

Mercedes, nostálgica, recuerda que "antes con una peseta o unos pocos céntimos, podías comprarte un montón de chuhes, pero que ahora con el euro ... no da nada de sí el dinero".

Billetes desde 1939

Conviene recordar que se pueden cambiar todos los billetes en pesetas puestos en circulación a partir de 1939. Para los billetes emitidos entre 1936 y 1939, es necesario realizar un análisis previo por parte de los expertos del Banco de España. También se pueden cambiar todas las monedas que circulaban en el momento del lanzamiento del euro, incluidas las de 2.000 pesetas y las monedas de colección, conmemorativas y especiales.

Hay frustración con las pesetas de plata, que en su día se adquirieron pagando 2.000 pesetas y al cambio apenas se percibe 12 euros

Muchas personas como María, se frustran porque acuden con pesetas de plata, que en su día adquirieron pagando 2.000 pesetas y al cambio apenas perciben 12 euros "que no da ni para pagar el taxi".

Por eso desde el Banco de España, Concepción Jiménez, directora general de sucursales y efectivo, recomienda "mirar antes la información recogida en la página web del Banco de España para no traer el peso de unas monedas que no pueden ser canjeadas".

Canje por el valor facial

Hay que recordar, además, que todos los billetes y monedas se cambiarán por su valor facial, esto es, 1 euro por cada 166,386 pesetas.

Cuando el euro llegó a nuestros bolsillos, el 1 de enero de 2002, había en circulación billetes y monedas en pesetas por valor de 48.750 millones de euros. Desde entonces, se ha canjeado un 97% de esa cantidad, pero al final del pasado mes de agosto aún quedaban por cambiar el equivalente a más de 1.601 millones de euros.

El banco emisor estimó que el 45% de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca será entregado al Banco de España para su canje porque permanecerá en manos de los españoles como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas.

El Banco de España dejará de cambiar pesetas a euros de forma definitiva el 31 de diciembre de 2020, por lo que los españoles aún disponen de tres meses para retornar los 266.384 millones de la antigua moneda nacional y conseguir los 1.601 millones de euros que valen hoy en día solicitando su cambio en la sede del organismo en Madrid y en cualquiera de sus sucursales sin límite cuantitativo.