Abascal avisa: "Entre la espada y la pared, cojo a espada"

Abascal avisa: "Entre la espada y la pared, cojo a espada"

Este martes el PP se sienta a negociar. Primero Javier Maroto con Ciudadanos para hablar de Aragón; luego Teodoro García Egea con Vox en el Congreso. Negociaciones complicadas por los vetos cruzados entre los de Rivera y los de Abascal.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha insistido este martes en que su formación no aceptará ningún "cordón sanitario". Abascal ha reiterado en una entrevista en EsRadio la condición "inexcusable" de Vox de sentarse en una mesa de negociación con todos los partidos que quieran su apoyo para la investidura. "En ningún caso vamos a apoyar a un gobierno en el que algunos de sus miembros no se quieran sentar con nosotros", ha garantizado. Y ha avisado que no aceptará "chantajes". "A mí me ponen entre la espada y la pared y cojo la espada, independientemente de las consecuencias", ha reconocido, asegurando que con esta postura defiende a sus votantes.

"En ningún caso vamos a apoyar a un gobierno en el que algunos de sus miembros no se quieran sentar con nosotros"

Para Vox, la solución "ideal" sería la formación de gobiernos tripartitos con 'populares' y 'naranjas' en muchas instituciones, teniendo en cuenta la fuerza que ha obtenido cada partido en las urnas. En este escenario, Abascal ha asegurado que ellos abordarían la negociación "con flexibilidad y respeto" conscientes de su peso. Pero si Ciudadanos mantiene su "cordón sanitario", Abascal cree que la solución podría ser que el PP gobierne en solitario y se apoye en pactos puntuales.

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha aconsejado este martes a Vox no hacerse el "harakiri" porque la consecuencia es "hacer el harakiri a sus votantes y a una mayoría social" en España que quiere gobiernos de centro-derecha. Según ha recalcado, esos votantes "no entenderían" que en plazas como el Ayuntamiento de Madrid continuase otros cuatro años Manuela Carmena, que lideró la candidatura de Mas Madrid.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dice que ya han fijado sus condiciones y que su socio "preferente" es el PP, aunque no ha cerrado la puerta a un posible acuerdo con el PSOE que implique apoyar a Ángel Gabilondo a cambio de que Begoña Villacís sea investida alcaldesa de la capital. Rivera ha recordado en una entrevista en Antena 3 que, tanto en la Asamblea como en el Ayuntamiento de Madrid, cuentan con una mayoría que pueden "sacar adelante con el PP", pero ha dicho que eso es solo una “preferencia” y primero hay que hablar. “Todavía no hemos negociado”, ha subrayado Rivera, y se preguntaba si en Vox “van a elegir a Carmena antes que a Begoña Villacís”.

Maroto ha resaltado que el PP va a hacer lo que esté en su mano para permitir que "de forma cómoda se fragüe ese gobierno de centro-derecha" y que para ello serán los "facilitadores de ese acuerdo", pero advertía: "No se puede hacer lo que no se puede explicar".

El ministro de Fomento en funciones y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, reitera que los socialistas no van a pactar con Vox ni con Bildu. Ábalos considera que la "fragmentación política" representa un "enriquecimiento del pluralismo político", ha lamentado que haya una "ausencia de cultura política para gestionar esta realidad" y ha indicado que lo que "no puede ser es que el pluralismo se traduzca en una especie de bloqueo".

Mientras, Podemos intenta aparcar su crisis interna y centrarse en negociar el gobierno con los socialistas.