Madrid se engalana para la visita de Benedicto XVI

17.08.2011

A pocas horas para la llegada del Papa, los voluntarios se afanan en decorar los edificios y las calles por las que pasará Benedicto XVI. Una legión de chavales visitan piso por piso las viviendas, para intentar colocar en ellas centenares de pancartas y balconeras.

Alonso y una veintena de jóvenes pertenecen a una asociación juvenil del distrito de Retiro. A ellos les han encomendado decorar el tramo que va de la plaza Dominicana a la del Perú. Pero no es fácil encontrar el balcón más adecuado. Y es que las pancartas con mensajes del Santo Padre miden 3 metros por uno díez.

Los voluntarios también reparten serpentinas con los colores de la bandera del vaticano, para que se lancen al paso del Papa.

El trabajo no acabará hasta poco antes de que pase por estas calles Benedicto XVI.

Sólo unas horas antes, también regalarán decenas de globos y colgarán a pie de calle otras pancartas hechas por ellos mismos.

Un duro trabajo, sobre todo por las altas temperaturas que se registran en Madrid, pero que según aseguran tiene la mejor recompesa: la visita del Papa.