Madre no hay más que una

07.05.2017

Ser madres es El trabajo más importante del mundo, el más gratificante y el más sacrificado.

Hoy es el día de agradecer ese sacrificio. Hoy toca abrazarlas y besarlas y recordarles que son lo más importante.

En la residencia madrileña Los Nogales ha sido una mañana de reencuentros muy emotivos.