La policía de Pekín rescata a un bebé arrojado a un urinario público

05.08.2015

Ante el envejecimiento de la población, el gigante asiático estudia erradicar su política de hijo único. El gobierno comunista en pleno siglo XXI se plantea permitir a todas las parejas que puedan tener un segundo vástago. Un cambio de gran simbolismo que enterraría una de las leyes más polémicas del país. Cada año abandonan a más de 10.000 niños en China. El último caso, un bebé arrojado a un urinario.