Salud al Día. Programa del viernes 29 de junio de 2012

Vacaciones. No podemos negarlo, son buenas para todos, diríamos incluso que pasamos el año trabajando y pensando en ellas. Lo más normal es que hagamos uso de ellas en estos meses de verano, julio y agosto, aprovechando el buen tiempo y que los días son más largos. Uno de los lugares estrella para pasarlas es la playa, más en nuestro país que tenemos una amplia gama donde elegir. Otros optarán por quedarse en casa, porque sea lo que realmente quieren o poque las circunstancias económicas obliguen a ello. Las pasemos como las pasemos, las vacaciones son para relajarnos y descansar... y desconectar del trabajo, lo que muchos españoles no consiguen hacer porque miran de vez en cuando el correo, contestan alguna llamada... Y tras estos dorados días... el síndrome postvacacional ¿existe de verdad o es un mito? Muchas personas cuando regresan a sus tareas laborales sienten dolor muscular, nerviosismo, molestias estomacales, taquicardias... un conjunto de síntomas y alteraciones que podrían englobarse bajo el nombre de enfermedad y que por lo consiguente podrían evitarse y tratarse.

Botiquín de verano. El bañador, la toalla, la botas de montaña, el sombrero... muchas cosas metemos en la maleta en función de a donde vayamos. Junto a todo lo que vamos a necesitar para disfrutar de las vacaciones... conviene llevar un botiquín, por si acaso, aunque luego no haga falta. Lo hacemos siguiendo cuatro sencillos pasos, los que encontramos en la web www.antesdeviajar.com, que nos ayudará a definir el perfil del viaje y de los medicamentos que pueden ser útiles.El primer paso es elegir el destino del viaje, si nos quedamos en España o vamos al extranjero y si vamos a la montaña o a la playa. A continuación tendremos en cuenta el tipo de viajero: adultos, niños, mayores... considerando si tenemos alergia, necesitamos una medicación específica o si tenemos alguna discapacidad. Como tercer punto tendremos un listado de los medicamentos que deberíamos incluir en nuestro botiquín, fármacos para curar las heridas, para las posibles diarreas o picaduras de insectos, para bajar la fiebre o aliviar un dolor de cabeza por ejemplo... Y para finalizar otras consideraciones, como llevar con nosotros los prospectos o revisar los tamaños de los envases si viajamos en avión.

Precauciones en las vacaciones. Hemos tenido una serie de consideraciones en el programa de esta tarde de cara a las vacaciones... por supuesto tenemos que disfrutarlas procurando no tener un percance que nos haga regresar a casa antes de lo previsto. Por ello vayan los próximos minutos una serie de consejos para que no se nos quede un mal sabor de boca de estos días. Primero el sol, vamos a estar expuestos a sus rayos en mayor o menor medida, por eso hemos de protegernos, es imprescindible que hagamos uso de las cremas de fotoprotección y que nos las apliquemos cada dos horas. Usaremos gafas de sol homologadas para proteger nuestros ojos... Dos consejos que tenemos que poner en práctica también con los niños. Como para refrescarnos lo mejor es meternos en el agua, agamoslo pero con precaución, nos bañaremos en aquellas zonas habilitadas para tal fin y que estén vigiladas por un socorrista. Y a la hora de tirarnos al agua, muy importante, no lo haremos de cabeza en aquellos cuyo fondo nos sea desconocido, podría ser poco profundo o haber rocas que nos causarán graves lesiones.

Mejores Momentos

Programas Completos