Salud al Día. Programa del jueves 28 de junio de 2012

Cocina que cura. Saber por ejemplo que la zanahoria o las anchoas son buenas para los dolores de muelas y la sensibilidad dental, que la nuez es ideal para proteger nuestro corazón, que para nuestra vista uno de los mejores alimentos que hay es la calabaza o que los garbanzos nos ayudan a combatir el estrés son algunas de las "curiosidades" que vamos a encontrar en este libro. Tratar y prevenir las enfermedades de la forma más natural... comiendo de forma sana, siguiendo una buena dieta... porque sabemos que muchas patologías de las que a día de hoy sufrimos vienen como consecuencia de unos malos hábitos alimenticios. Si somos presa de ellos, tenemos que cambiarlos por otros mejores, por ejemplo por los de la dieta mediterránea, un bien que tenemos la suerte de tener, reconocido incluso como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, y que además de por la cocina sana, apuesta por el ejercicio. Pero volviendo al tema de los aliementos, para aprovechar todas sus propiedades tenemos que conocerlos, saber frente a que enfermedades nos pueden ayudar y aprender a cocinarlos de la forma más adecuada para que no pierdan sus nutrientes.

Colesterol. Efectivamente la mitad de la población, más en concreto un 46,4 por ciento de los españoles, lo que viene a ser unos 19 millones y medio de personas, así lo indica el estudio ENRICA publicado en el último número de la revista de la Sociedad Española de Cardiología. Hablamos de un trabajo que pone también de manifiesto que de esta cifra de personas con un problema de hipercolesterolemia, están en tratamiento un 23 por ciento y sólo un 13 por ciento mantiene controlados los niveles de colesterol. Se conoce también ahora la distribución de este problema por comunidades autónomas, Madrid por cierto está entre aquellas en las que las cifras son más favorables. Todos estos datos ponen de manifiesto la necesidad de una mejora de cara a los tratamientos para hacer frente a esta patología, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y uno de los más prevalentes. Y no hablamos unicamente de fármacos, porque en el control del colesterol la alimentación es muy importante, como lo es tener un peso adecuado y practicar ejercicio regularmente.

Nervio óptico. Sería el caso por ejemplo de la esclerosis múltiple... una manifestación de esta enfermedad es la inflamación agua del nervio óptico, la neuritis óptica. Éste y otros problemas tales como la pérdida de visión, la visión doble o los tics en los párpados son manifestaciones y forman parte del cuadro clínico de algunas enfermedades neurológicas. Para establer los vínculos estre éstas patologías y los trastornos visuales es imprescindible el trabajo conjunto de oftalmólogos y neurólogos, son ellos quienes además darán cuenta de las causas y consecuencias y fijarán un diagnóstico y un tratamiento adecuado. Sería ésta una definición de las unidades neruofltalmológicas, una nueva especialidad clínica que se está desarrollando con fuerza y que apuesta por el trabajo conjunto de los profesionales médicos de diferentes disciplinas. Los que por cierto, nos recuerdan la importancia que tiene acudir a las revisiones oftalmológicas periódicamente, es la forma más eficaz de detectar los problemas a tiempo y no dejar que vayan a más. Es el mejor consejo para el 90 por ciento de la población, que no acude a estas citas anuales.

Programas Completos