Vivir en La Serna para cambiar de vida

Ruta 179

| 01.03.2017

Rosa decidió ibandonar todo e irse a La Serna del Monte para disfrutar del campo, el aire libre y hacerse cargo de La Tasca, el bar municipal del pueblo. Antes vivía en Arganda, una localidad de más de 50.000 habitantes, e iba de un lado a otro con prisas, pero su sueño era poder vivir en un pueblo pequeño con campo. Ella misma prepara los platos que sirve en el bar, que hacen las delicias de los vecinos del pueblo y los turistas. Allí conocemos a Encarna, la dueña del alojamiento rural La Cárcava. Lleva funcionando desde 1999 y es una casa rural que cuenta con capacidad para 24 personas, con jardín, barbacoa, etc. Encarna y su familia vivieron muchos años en Carabanchel, pero llegó un momento que decidieron mudarse a La Serna para que sus hijos crecieran en la sierra.