Santorcaz: La Casona de Éboli, puro relax

Ruta 179

| 10.03.2016

En una callejuela de la zona antigua del pueblo, junto a las ruinas de la fortaleza del Castillo de Torremocha, encontramos una casona a simple vista austera que sin duda sorprende cuando se cruza el umbral. Así se presenta Carla en la Casona de Éboli, un alojamiento rural del que son dueños Noelia y su marido.

Nos recibe Noelia en la recepción y nos cuenta que el nombre de la casa viene dado porque la princesa de Éboli estuvo encerrada en el Castillo de Torremocha, que estaba al lado. Nos comenta que la orden la dio Felipe II por creer que era una traidora. Lo primero que nos enseña es su gran salón, un sitio decorado con detalle en el que se puede pasar un rato agradable cerca de su chimenea mientras charlas o tomas algo.

La casa, que tiene más de 200 años, cuenta con 5 habitaciones y su estilo combina la tradición, con algunos elementos rústicos junto con otros de decoración comprados por todo el mundo, procedentes de los viajes de los dueños. Amplias habitaciones, jardín, una sala de reuniones y un pequeño spa completan la oferta, a la que se pueden añadir rutas organizadas a pie o a caballo.

Dónde: Santorcaz

Javascript is required to view this map.