Ruta 179: Villamanrique de Tajo

Ruta 179

| 31.05.2016

Nos ponemos en ruta para visitar Villamanrique de Tajo, una localidad eminentemente agrícola situada a 65 kilómetros de la capital, en la comarca de Las Vegas.

Su localización la convierte en un punto estratégico, por eso se erigió en un cerro cercano el castillo de Albuher, una de las construcciones que hicieron los musulmanes para defender esta frontera y del que todavía se conserva algún resto.

Antes de adentrarnos en el pueblo, conocemos las salinas de Carcaballana, que comenzaron a explotarse en el siglo XVI y suponían un fuerte elemento económico en la zona. En los años 70 todas las sales de baño que había en España se fabricaban en este lugar. Todavía pueden verse en la zona, algunas de las construcciones en las que se guardaba la sal, y que pronto podrían convertirse en un complejo turístico y balneario.

El Palacio de Buenamesón cuyos orígenes son anteriores al siglo XIII, fue utilizada como casa de recreo, como finca agrícola y en su última etapa como palacio. Otra de las grandes atracciones históricas de la localidad madrileña es su actual central hidroeléctrica.

Pasear por la ribera del Tajo y disfrutar de sus vistas es uno de los principales atractivos de Villamanrique. Antes de que existiera el puente, el río se cruzaba de orilla a orilla con una barca: 'La Maroma'.

El colegio rural Los Olivos, al que van niños de las localidades de Valdaracete, Brea de Tajo y Valdelaguna, es uno de los ocho centros públicos de Madrid que imparte golf en Educación Física.

Como siempre, conocer a sus habitantes, visitar los comercios del pueblo y degustar su gastronomía, completa la postal de Villamanrique... Y una curiosidad, de aquí procede el poeta Jorge Manrique.