Ruta 179: Perales de Tajuña

Ruta 179

| 01.12.2016

Conocemos en esta entrega Perales de Tajuña, un pueblo de 3.000 habitantes situado a 38 km. de Madrid por la autovía A3, y que tuvo una importancia estratégica desde hace miles de años por su vega, su río y como punto defensivo y cruce de caminos.

En esta zona de la Comunidad de Madrid son conocidos los cortados yesíferos, una formaciones rocosas verticales que el tiempo y la erosión han ido modelando. En concreto, en Perales se encuentra el Risco de las Cuevas, monumento histórico artístico considerado la "corrala del Neolítico".

El suelo de Perales sigue produciendo esparto, y aunque ya son pocos los artesanos que se dedican a ello, la asociación cultural La Pera Espartera trata de mantener viva la tradición. Pero además estas tierras siguen dando ricos frutos, puesto que hay huertos urbanos municipales donde se trata de recuperar el contacto entre campo y ciudad.

Conocemos los edificios más destacados de la localidad, como la iglesia de Santa María del Castillo, con un bonito artesonado; se edificó junto a un antiguo castillo del que sólo quedan restos, que perteneció al arzobispado de Toledo. Del Torreón del Telégrafo, del siglo XIX, también quedan apenas vestigios, testigos de la importancia de Perales por su situación geográfica. Y en el centro, el Ayuntamiento, construido sobre un depósito de cereales de tiempos de Carlos III.

Y por supuesto, no puede faltar el buen comer: Lagar de Nemesio, un restaurante de construcción moderna pero decorado de manera rústica donde disfrutar de cocina mediterránea, como pulpo a la brasa o solomillo relleno de langostinos.