Ruta 179: Pelayos de la Presa

Ruta 179

| 29.06.2016

Acudimos al único embalse de la Comunidad de Madrid donde podemos bañarnos, además de realizar actividades acuáticas a motor y practicar deportes acuáticos como la vela, remo o el wakesurf. El Pantano de San Juan fue construido en 1955 y cuenta con 14 km de playas.Fernando cogerá el timón del barco de Carlos, un ingeniero de montes apasionado del mundo marino, y recorreremos algunos sus rincones.

Santi visita las ruinas del Monasterio de Santa María de Valdeiglesias en compañía de Ana, la presidenta de la fundación que pretende lo mismo que el hombre que lo compró en 1974, que todos los madrileños lo visiten y comprendan la grandeza de esta construcción que en el siglo XVI albergó hasta 1500 frailes de la Orden del Císter.

Fini tiene 69 años, es pelayera de toda la vida y miembro de la Hermandad de San Blas en el pueblo. Fernando va a su casa para que antes de conocer toda la historia de Pelayos de la Presa, pruebe los bollos de San Blas. Pasaremos por la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XVI.

En las antiguas escuelas conocemos a Rafael, que nos cuenta el auténtico origen del nombre del pueblo, la estatua dedicada a la tradición ganadera del Tío Honorio y su burro, el rollo y la picota, donde se daban escarmientos a los malhechores.

Pinos, encinas, jaras y agua componen la estampa del espacio natural del municipio madrileño. Subimos hasta el Mirador de 'Casa Quemada', desde donde se contemplan unas vistas espectaculares y se aprecia como el embalse recoge las aguas del Río Alberche y el Río Cofio. Un lugar único para la observación de aves como buitres leonados o águilas imperiales.

Pelayos es conocida también como 'La Catedral Motera'. Todo empezó con el primer párroco que tuvo la localidad madrileña en 1958, Marcial Llorente, un hombre adelantado a su tiempo que se movía en motocicleta.

El parque multiaventura presumen de contar con la tirolina más grande de España, de 250 metros.