Ruta 179: Los Molinos

Ruta 179

| 07.01.2016

A poco más de 50 km. de Madrid, llegamos a Los Molinos por la autovía A-6, hasta un municipio de 5.600 habitantes enclavado en las estribaciones de los grandes picos de la sierra madrileña.

Pero también podemos acercarnos a esta localidad en Cercanías, y es que el ferrocarril instalado allá por los años cincuenta fue un revulsivo. Conocemos la historia del pueblo gracias gracias a Juan, propietario de una panadería con mucha tradición, quien nos enseña algunos rincones como la plaza del León, la carnicería de Alberto, para ver qué son los entresijos, y el bar Los Ángeles.

Conocemos también el tradicional carnaval de invierno de la vaquilla, una de las fiestas más arraigadas aquí, y que se remonta a la Edad Media. La Hermandad de San Sebastián es la encargada cada año por estas fechas de preparar un acontecimiento que va más allá de la celebración religiosa, y que comienza con la ronda por las calles del pueblo de cofrades y dulzaineros. La vaquilla es un cofrade ataviado con un artilugio compuesto por cuernos de toro y rabo que acompañado de 6 u 8 cofrades jóvenes con cencerros colgados de la cintura a modo de cabestro, y embiste a todo el que se encuentra. Tras las carreras de la vaquilla y su séquito sigue la fiesta en la hermandad con una invitación popular a migas y vino tinto.

El entorno de Los Molinos ofrece la posibilidad de hacer grandes rutas a pie o a caballo. En el centro hípico Prados Monteros nos recibe Antonio, cuyo negocio familiar ofrece a los visitantes paseos con los que disfrutar de unos paisajes dominados por las grandes montañas de la sierra de Guadarrama. Por su parte, Óscar, un molinero de 53 años dedicado toda su vida a la ganadería, como ya hicieran sus antepasados, nos presenta a sus vacas berrendas, una variedad que resulta ideal como cabestros para las reses de lidia.

Visitamos también el Taller de la Cerveza, un nuevo concepto de cervecería donde se bebe lo que se produce. Paco, su alma mater, nos muestra el "laboratorio" donde la elaboran... y la utilizan también para cocinar originales hamburguesas, perritos calientes o tartas. Otro Paco regenta un restaurante desde hace 28 años junto a su mujer, Begoña, quienes nos ofrecen su buena labor entre fogones y un original trampantojo de hamburguesa dulce.

Además, concemos Longinos, una de las casas rurales más grandes de la Comunidad de Madrid, gestionada por Mariano y su familia, que cuenta con unos 10.000 metros cuadrados y puede acoger hasta a 30 personas.