Beltrán de la Cueva, el primer "puerta" de la historia

En los alrededores del Puente del Rey se produjo un hecho muy peliculero. El "prota" es Beltrán de la Cueva, gran soldado y noble al servicio de Enrique IV, quien tuvo una hija, Juana, su legítima sucesora, que ha pasado a la historia como "La Beltraneja". Las malas lenguas y la propaganda política decían que era hija nuestro Beltrán de la Cueva. ¿Quién sabe?

A Madrid vino una embajada de Bretaña para hablar con Enrique IV. Se organizaron los clásicos festejos: ponerse ciego a comer jabalíes del Pardo, bailar al son de las chirimías y hacer torneos de lucha. Uno de estos duelos se llamaba Paso Honroso y consistía en impedir el paso por un puente a un guerrero rival. ¡Beltrán ganó todos los torneos! El rey, para conmemorar su victoria, levantó en el lugar un convento jerónimo llamado Santa María del Paso. Un respeto a don Beltrán de la Cueva, uno de los primeros "puerta" que se recuerdan...