San Lorenzo, el santo que pedía que lo quemaran más

La iglesia de San Lorenzo homenajea al patrón de Lavapiés. El presentador de deportes de Telemadrid, Juanma Cueto, nos habla de esta iglesia y del santo que habita en ella. Lorenzo vivió en el siglo III. El Papa Sixto II le encargó administrar los bienes de la Iglesia.

Pero al emperador romano Valeriano no le gustaban nada los cristianos. El alcalde de Roma pidió a Lorenzo todas las riquezas de la Iglesia. Lorenzo envió el Santo Grial a Huesca. Este es el origen de la legendaria presencia del Grial en España. Lorenzo dijo al alcalde que los pobres eran el tesoro de la iglesia. Se mosqueó y asó literalmente a Lorenzo en una parrilla. Dicen que, mientras le quemaban, Lorenzo, aún con ganas de cachondeo, dijo: "Parece que esta parte ya está asada, dale otra vuelta".

Precisamente el Monasterio de El Escorial lo mandó construir Felipe II con la forma de la parrilla con la que quemaron a San Lorenzo.