Ruy Gómez, poderoso entre poderosos

Estáis a punto de conocer Ruy Gómez de Silva, simplemente el hombre más poderoso en la corte más poderosa del mundo. La actriz Xenia Tostado nos habla de este personaje histórico. Hoy se le recuerda con uno de su muchos títulos, Duque de Pastrana, y es probable que os suene algo más su señora, la impresionante Ana de Mendoza, la Princesa de Éboli.

Ruy fue el hombre de cámara de Felipe, la persona de confianza en la Corte. Cuando Felipe se convirtió en Rey, empezó a darle cargos y títulos a Ruy, que se convirtió en su mano derecha. Además de todo su poder, Ruy era el cabeza

de uno de los dos partidos en guerra dentro de la corte de Felipe II: Los Ebolistas. Sus enemigos eran los Albistas, dirigidos por el Duque de Alba.

Ebolistas y albistas tenían distintas formas de ver la política y estaban virtualmente en guerra. Una guerra dentro de la corte. Felipe II siempre fue más del bando ebolista, pero las cosas no eran tan sencillas como eso…

Ruy vendió sus tierras italianas de Éboli para poder comprarse unas villas en Castilla. Entre ellas, estaba la de Pastrana, en la provincia de Guadalajara. Así que el rey Felipe II le hizo Duque de Pastrana. En Pastrana está el palacio en el que la Princesa de Éboli acabó sus días encerrada.