Los Reyes Magos nunca se saltan España

Los Magos de Oriente son personajes citados en la Biblia y en el Nuevo Testamento. Pero realmente es muy poco lo que se sabe de ellos: Ni siquiera se sabe bien cuántos eran y de qué tierras proceden. La historiadora y profesora de Historia Moderna nos lo explica.

La tradición cuenta que vinieron de Oriente (un lugar poco específico, ¿verdad?) Eran 3 y una estrella les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron ofreciendo oro, incienso (empleado en el culto en los altares de Dios) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos. Un extraño regalo).

Por el hecho de que el relato evangélico indicara que trajeron tres regalos, se dio por sentado que eran tres magos los que los traían. Pero hay otras tradiciones que señalan que eran dos, cuatro, siete y hasta doce.

La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena (Italia). El friso de la imagen está decorado con mosaicos de mediados del siglo VI que representan

la procesión de las Vírgenes. Esta procesión está conducida por tres personajes vestidos a la moda persa. Tocados con un gorro frigio y su actitud es la de ir a ofrecer lo que llevan en las manos a la Virgen que está sentada en un trono y tiene al Niño en su rodilla izquierda. Encima de sus cabezas se pueden leer tres nombres, de derecha a izquierda: Melchor, Gaspar y Baltasar...

Actualmente en la catedral de Colonia, se veneran los supuestos restos de los Reyes Magos en una urna dorada colocada en el altar mayor.

Dónde: Palacio de Oriente

Javascript is required to view this map.