La virgen oculta en la muralla de la Almudena

La Catedral de la Almudena guarda una imagen de la patrona de Madrid. Lo que muchos no sabréis es que no es la original. La auténtica la trajo, nada más y nada menos, el Apóstol Santiago, o al menos eso cuenta la leyenda. Y se quemó en tiempos de Enrique IV.

En el año 711 la escondieron para que no la robasen los musulmanes. La escondieron tan bien que no había forma de encontrarla. Se organizó una procesión en la que, dicen, estuvo hasta el Cid Campeador.

Finalmente apareció en la muralla, al-mudayn para los árabes, y de ahí su nombre, Almudena. Cuentan que los cirios con que la escondieron seguían encendidos... ¡Todo un milagro!

Dónde: Catedral de la Almudena

Javascript is required to view this map.