La movida del motín de Esquilache

En la plazuela de Antón Martín, se desencadenó, a las cuatro de la tarde del Domingo de Ramos (23 de marzo) de 1766, el Motín de Esquilache. David Benito, director de “Ágora Historia”, nos cuenta este importante episodio histórico.

Estamos en la época de Carlos III y los ministros italianos que se trajo el rey no eran muy populares. Entre ellos se encontraba el Marqués de Esquilache, Ministro de Hacienda y Guerra. Esquilache publicó un decreto prohibiendo el uso de capa larga y sombrero redondo. La razón pública era la de modernizar a los madrileños, imitando la moda de otras capitales europeas con capas cortas y sombrero de tres picos.

En realidad, la verdadera intención era impedir que los hombres pudieran ocultar armas bajo la capa y el rostro bajo el sombrero. Los alguaciles tenían orden de cortar las capas largas y los sombreros, y muchos se aprovecharon de esta situación para sacar beneficio propio. Esto fue la gota que colmó el vaso, no sentó nada bien al pueblo de Madrid y aquí, en la Plaza de Antón Martín, se desencadenó un motín.