La hija de Larra inventó la primera estafa piramidal

En la Plaza de la Paja vivió una de las mayores estafadoras de la historia de España: doña Baldomera Larra, hija del escritor Mariano José de Larra. Ella inventó la estafa piramidal. Consiste en que se va escuchando de boca en boca una inversión maravillosa en la que en muy poco tiempo se consiguen pingües beneficios. ¡No existe una inversión real! Los gestores dan el dinero de los nuevos a los antiguos "inversores", quedándose siempre con una buena parte.

Baldomera arrancó su negocio pidiendo prestado a una vecina una onza de oro. Poco a poco encontró miles de clientes. Fundó su caja de imposiciones en un pequeño local de la calle de los Madrazo. Los madrileños llegaron a llamarla "La madre de los pobres". Llegó a recaudar 22 millones de reales y los afectados fueron 5.000. Luego llegó la quiebra, la huida y la ruina. Aiins, listos y tontos han existido en todas las épocas, ¿verdad?

Dónde: Plaza de la Paja

Javascript is required to view this map.