El león castrado del Congreso de los Diputados

Nos encantan los leones del Congreso. Están esculpidos con el bronce de los cañones que se capturaron al enemigo en la Guerra de África. Y hay quien dice que se llaman Daoíz y Velarde, como los héroes del Dos de Mayo.

Y vamos al lío. Uno de los leones no tiene testículos. Como no tenemos cosas más importantes que arreglar, en 2009 se montó una campaña mediática para subsanar el error. Unos dijeron que era un fallo del escultor, Ponciano Ponzano.

Otros, que son Hipómenes y Atalanta, la misma pareja que tira del carro de la Cibeles, héroe y heroína de la mitología griega que fueron convertidos en leones. Por supuesto, las leonas no tienen testículos. Pero tampoco tienen melena.

Alguien zanjó la cuestión diciendo que los castigos divinos no entienden de sexo, y ahora son dos leones machos. Pero, entonces, ¿por qué uno no tiene testículos? ¡Menudo jaleo!

Dónde: Congreso de los Diputados

Javascript is required to view this map.