El IV Duque de Osuna era un poco pelota

La Guerra de Sucesión española nos trajo a los Borbones y algún que otro disgusto. Tras la muerte de Carlos II, el Hechizado, la cosa quedó muy malamente. Los Borbones y los Habsburgo querían sentarse en el trono español y, de paso, quedarse con el Imperio. Pero solo podía sentarse uno y se levantaron en armas. En un bando, Felipe de Anjou, del equipo Borbón, y en el otro, el Archiduque Carlos, del equipo Habsburgo. Guerrearon hasta que firmaron el Tratado de Utrecht, en el que se reconocían las aspiraciones de Felipe.

Uno de los que firmaron la paz fue Francisco María de Paula Téllez Girón, IV Duque de Osuna. El duque encargó un escritorio, porque se enteró de que Felipe iba a ganar y a convertirse en Felipe V, primer Borbón de España. En los cajones del escritorio aparece Felipe V triunfante en el campo de batalla. De sus mejores instantáneas, oiga.