Atahualpa y Moctezuma andan por aquí

En la fachada del Palacio Real que da a la Plaza de la Armería nos encontramos con dos estatuas de monarcas que, españoles lo que se dice españoles, son poco. Son fichajes extracomunitarios. Moctezuma y Atahualpa, los últimos emperadores de los aztecas y de los incas. Así formaban parte de las representaciones de distintos reyes de monarquías hispánicas que adornan todo el palacio y la Plaza de Oriente. Aparecen en esta nómina porque son los últimos regentes de territorios "incorporados" a la monarquía española. Bueno, puede que el término "incorporar" no sea el más adecuado.

Atahualpa tuvo su final en Cajamarca debido a los españoles y a las propias guerras civiles entre los incas. Moctezuma murió a pedradas lanzadas por los propios aztecas. Dos finales semejantes. Dos imperios desaparecidos. Y hoy, dos cabezas de mármol mirándose de reojo.

Dónde: Palacio Real

Javascript is required to view this map.