Pongamos que hablo de TM 1: Lo importante es participar

En este programa abordamos uno de los géneros que más satisfacciones ha traído a la cadena, a sus participantes y, sobre todo, a los espectadores: los concursos.

En esta casa los ha habido de todos los tipos, desde los típicos de preguntas y respuestas a la hora de la siesta, otros donde te jugabas el tipo... hasta aquellos en los que el espectáculo estaba servido.

Los concursos no habrían sido nada sin unos participantes de mentes ágiles, entregados y dispuestos a todo por un puñado de euros, pero, sobre todo, con poco sentido del ridículo.

Algunos famosos cumplían todas estas características y no nos quedó más remedio que invitarlos a participar. Otras veces los que destacaban no era ni el presentador, ni los participantes: sino el público.

Si sois de los que todavía dicen cosas como: «Okey makey», «cantidubi» o «efectiviwuonder» reconoceréis sin problema estas joyas de la televisión: Pasacalle, Date el bote, Luna de miel, Metro a metro, el Grand Prix, Cifras y letras... Dentro de ellos, había pruebas de todos los colores y para todos los gustos.

Mejores Momentos

Programas Completos