El destino del presupuesto de las fiestas madrileñas que no se celebraron por el coronavirus

En este atípico verano no hemos podido disfrutar de ninguna de las típicas ferias estivales. No ha habido baile, encierros, procesiones ni fuegos artificiales. Nada de orquestas ni chiringuitos. Tampoco atracciones infantiles. El coronavirus ha obligado a suspender todas las fiestas patronales y el dinero destinado a ellas ha encontrado otro fin.

Desde el apoyo a la vuelta al cole hasta un estudio de seroprevalencia o un incremento de fondos para Cáritas, pasando por muchas ayudas para intentar reactivar la economía. Cada municipio madrileño ha buscado la forma de invertir ese dinero de la mejor forma posible.

Una vuelta al cole con fondos de las Fiestas

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha destinado el presupuesto que tenían para fiestas de 700.000 euros, a la vuelta al cole, en medidas de protección tanto para alumnos como para profesores. También para un incremento de la limpieza en centros escolares.

Por ejemplo, se repartirán más de 45.000 mascarillas reutilizables a los centros escolares del municipio, para niños y profesores, se reforzarán los servicios de limpieza en todos los colegios, se incrementarán las ayudas para favorecer la conciliación de las familias (con 180.000 euros) y se realizarán test a todo el personal de los centros educativos (no solo a profesores, sino también a personal de limpieza o administrativo).

El Ayuntamiento de Fuenlabrada también pondrá a disposición de los colegios 50 personas que se encargarán de vigilar durante la entrada y salida de los alumnos para que se cumplan todas las normas establecidas y un gabinete de psicólogos para padres y madres que necesiten asesoramiento ante el comienzo de este 'atípico' curso escolar'.

Más presupuesto para Cáritas en el caso de Leganés

Leganés decidió suspender sus fiestas de San Nicasio, celebradas cada año en octubre, por seguridad y ante el avance del virus durante el verano. Tampoco pudo celebrar las fiestas de Butarque, San Fortunato y todas las fiestas de distintos barrios del municipio que se celebraban en junio.

El Ayuntamiento de Leganés también tuvo que suspender uno de los festivales musicales más populares del municipio: el HDC Rockin Fest, el festival de música y motos que desde hace 3 años se celebraba en Leganés.

El dinero presupuestado para todos estos festejos, cerca de 75.000 euros, fueron destinados a ampliar el convenio con Cáritas, dedicado a atender a las personas más vulnerables. Gracias a este fondo, pudo ampliarse el convenio a 300.000 euros.

Dinero destinado a los efectos de la crisis económica

Getafe decidió cambiar sus fiestas de septiembre por un acto homenaje a los vecinos del municipio fallecidos por covid-19 y como reconocimiento a todo el personal de servicios esenciales de la ciudad. El presupuesto de estos festejos, 362.000 euros, se destinó a la lucha contra el Covid-19.

Torrejón de Ardoz, por su parte, tenía previsto celebrar sus fiestas del 19 al 24 de junio (día de San Juan), pero la imposibilidad de garantizar la seguridad de todos los asistentes, hizo suspender los festejos. El presupuesto aprobado para las Fiestas Populares 2020 se destinó finalmente a la realización de un estudio de seroprevalencia efectuado en junio y a diferentes programas para las personas más vulnerables de la ciudad debido a esta crisis social y sanitaria, a través de Servicios Sociales.

Un 20,18% de los testados en Torrejón presentan anticuerpos frente a la Covid-19
Un 20,18% de los testados en Torrejón presentan anticuerpos frente a la Covid-19
Un 20,18% de los testados en Torrejón presentan anticuerpos frente a la Covid-19

Un 20,18% de los testados en Torrejón presentan anticuerpos frente a la Covid-19

El Ayuntamiento de Parla decidió suspender sus festejos de septiembre en honor a la Virgen de la Soledad (patrona de este municipio) a principios de junio. El presupuesto era pequeño. El consistorio decidió destinarlo a gasto de emergencia social, para paliar las consecuencias de crisis económica derivada de la crisis sanitaria, aunque se mantuvo una parte para la celebración de un acto simbólico.

A cambio de la celebración de fiestas, se preparó una programación cultural: 'Verano En el Botánico', con espectáculos al aire libre y con aforo limitado.

El montante restante, de 80.000 euros, se invertirá, una vez sea aprobado la modificación presupuestaria, para cubrir las principales necesidades de población en riesgo de vulnerabilidad.

En Las Rozas, las peñas deciden

Por su parte, Las Rozas tuvo que suspender sus fiestas de San Miguel (septiembre), y lo decidió en el mes de junio, ante el temor de que la pandemia se recrudeciera tras el verano. Los presupuestos destinados a estas fiestas (y a las otras dos que también tuvieron que suspender, las de San José, de Las Matas, y La Retamosa, en honor a la patrona de la localidad) se invertirán en políticas sociales y educativas.

En Las Rozas fueron las peñas que organizan los festejos las que escogieron en qué invertir el dinero

Las propias peñas encargadas de organizar los festejos (Los Bolingas, Club 70 y Los Mismos), propusieron destinar el dinero a reforzar las ayudas a los colegios para familias afectadas por la crisis derivada del Covid 19, dedicarlo a formación digital para mayores o a incrementar las ayudas al comercio local. Se trata de 50.000€ (entre las tres peñas y una Asociación de Moteros).

Un dispositivo 'No fiestas' en San Sebastián de los Reyes

San Sebastián de los Reyes no solo suspendió sus fiestas patronales sino que organizó un dispositivo 'No fiestas' para vigilar que se respetara esta suspensión entre el 27 y 31 de agosto. También aprovechó para difundir unos vídeos para recordar momentos más importantes de los festejos de otros años. Sin duda, son una de las fiestas más populares y esperadas por sus encierros, pero el coronavirus obligó a suspenderlas. El dinero destinado a ellas se invirtió en un primer momento en adquirir material como mascarillas para los vecinos del municipio durante la pandemia. En concreto a ellas se destinó 325.000 euros.

Parte del dinero se destinó también a la Delegación de Bienestar y Protección social y al programa 'Sanse te ayuda'.

El resto de dinero de las fiestas no celebradas en honor al Santísimo Cristo de los Remedios, se unió a otras partidas que también se dejaron de pagar de contratos que se tuvieron que suspender durante el estado de alarma. Con todo ello se consiguió crear un Fondo de contingencia Covid de 1.243.000 euros, que se conservará y se destinará a la cobertura de imprevistos que puedan surgir como consecuencia de esta crisis sanitaria hasta final de año y que afecte a los vecinos del municipio. En ese caso, el destino del dinero tendrá que ser consensuado en el consistorio por todos los grupos políticos.

En busca de la reconstrucción económica

Pozuelo de Alarcón celebra cada año sus fiestas en honor de Nuestra Señora de la Consolación a principios de septiembre. Pero este año, no ha podido ser. El Ayuntamiento destinará el presupuesto de estos festejos a un paquete de medidas y ayudas para comerciantes, hosteleros, empresarios y personas con especial necesidad, entre otros.

Valdemoro debía celebrar sus fiestas en mayo y septiembre, (esta última, en honor a Nuestra Señora del Rosario, patrona de este municipio). Ambos festejos se suspendieron.

Los 475.000 euros destinados a estas celebraciones se fueron invirtiendo en el área de Salud (253.000 euros), en deportes, socorrismo y piscinas (80.000 euros) y otras inversiones (15.000 euros).

El concejal de Hacienda de este municipio, Virgilio Velayos, también ha apuntado que aún quedan 124.000 euros pendientes de aplicación pero que seguramente irán destinados a Servicios Sociales, ya que el gasto en este área este año ha pasado de 125.000 euros a más de 300.000 por las necesidades originadas por la crisis del coronavirus.

En Collado Villalba, los más de 300.000 euros que no se utilizaron en fiestas, pasaron a desgranarse para aumentar los presupuestos para este año, que dota de 1.200.000 euros las ayudas a autónomos y Pymes, cerca de 30.000 euros en digitalización de los comercios, algo más de 200.000 euros en ayudas para parados de larga duración, 200.000 euros para incrementar la limpieza en centros escolares y 37.000 euros en premios para jóvenes emprendedores.

Coslada, unas fiestas 'modestas'

Coslada debía celebrar las fiestas menores por San Isidro, y sus fiestas patronales en junio. El montante final de dinero que no usó en estas celebraciones era más bien modesto, de 70.000 euros. Sin embargo, fue de gran utilidad.

El consistorio decidió destinarlo de forma íntegra a un Fondo Covid-19. Un fondo que llegó a:

  • Ayudas al sector de la hostelería.
  • Ayudas en materia de comida a domicilio para mayores durante el periodo de confinamiento.
  • Compra de material higiénico.
  • Becas en los programas de Coslada Juega en Verano (es un programa para conciliar vida familiar y laboral).

Ayudas sociales y una 'vuleta al cole' fortalecida

El ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid decidió en el mes de marzo aplazar en un primer momento sus fiesta de mayo al fin de semana del 11 al 13 de septiembre. Finalmente, tampoco pudo ser. La formación Vecinos por Rivas propuso destinar los Presupuestos Participativos y las Fiestas Locales de este año (Más de 500.000 euros) a Servicios Sociales. Finalmente se decidió invertir en los preparativos de la 'Vuelta al cole'.

Por su parte, Alcalá de Henares decidió suspender en junio sus populares fiestas de agosto (entre el 22 y el 30 de agosto), que se sustituyeron por una programación cultural adaptada a la 'nueva normalidad'. Este presupuesto se uniría al de eventos que igualmente tuvieron que cancelarse y será destinado a programas económicos y sociales de ayuda a los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus.

Algo parecido sucedió en Alcobendas, en donde los cerca de 270.000 euros que quedaron sin utilizar de festejos y eventos que tuvieron que ser cancelados, pasaron a aumentar el presupuesto de este año destinado a emergencia social. Este 2020, las ayudas a sectores desfavorecidos contarán en este municipio con 3 millones de euros, que se destinan a familias necesitadas, donación de alimentos, atención a mayores o en ayudas a personas sin hogar.

Alcorcón por su parte también decidió destinar el presupuesto de las fiestas a fondos de emergencia social. En concreto fueron 470.000 euros, de los cuales se reservó una parte con la esperanza de poder celebrar la Navidad. El resto, además de a ayudas sociales, fue a parar a un refuerzo de la limpieza en centros escolares ante la 'Vuelta al cole'.

Septiembre, un mes de fiestas truncadas

Septiembre era también el mes en el que Majadahonda iba a celebrar las fiestas en honor al Cristo de los Remedios. El alcalde del municipio, José Luis Álvarez Ustarroz se reunió con peñas y hermandades y entre todos decidieron suspenderlas. La decisión se tomó a mediados de junio.

El Ayuntamiento de Arganda del Rey decidió a principios de julio suspender sus fiestas en honor a la Virgen de la Soledad que debían celebrarse en septiembre. La partida presupuestaria de los festejos, de un millón de euros, se acordó invertirlo en:

  • La realización de un estudio de seroprevalencia, guiado por expertos en la materia.
  • Medidas destinadas al Desarrollo Económico y el Empleo de la localidad (como la eliminación de tasas de terrazas, la bonificación del 25% del IBI a empresas y establecimientos afectados por la inactividad o una bonificación para el sector del Taxi, entre otras).
  • A la atención social de aquellas personas que lo necesiten.

Boadilla del Monte, por su parte, decidió aplazar todos sus festejos hasta el mes de octubre, entre ellos, los de San Babilés, Virgen del Carmen, San Juan, fiestas patronales de la Virgen del Rosario y las Veladas del Palacio.

Los presupuestos se vieron afectados y se decidió destinar el dinero en ayudas para paliar la crisis económica, sobre todo en el caso de comerciantes que han tenido que cerrar el negocio y personas que ae han quedado en el paro.

Las fiestas del 2 de Mayo

Las Fiestas del 2 de Mayo, día de la Comunidad de Madrid, tuvieron que suspenderse y afectó sobre todo al municipio de Móstoles. Este municipio consiguió sacar adelante sus presupuestos en mayo de este año. El dinero destinado a fiestas, se acordó que iría a fines sociales y a programas con diferentes ayudas económicas.

Suspensión fiestas del 2 de Mayo |Web Ayuntamiento de Móstoles

Por su parte, Aranjuez también tuvo que anular sus famosas fiestas del Motín. También las fiestas de San Fernando. En total, cerca de 500.000 euros que irán destinados a medidas de carácter social y de reactivación económica del municipio, sobre todo en el ámbito del comercio, la hostelería y el sector turístico así como el sector agrícola.