Nos Queda la Música: 200 artistas clave 9

28.08.2012

Que sí, que Nos Queda la Música sigue haciendo historia. Historia de la música... E ¡historia de la televisión musical! A ver: 200 artistas clave en 25 programas. ¿Alguien da más? Estamos creciditos, será cosa del espíritu punk. Ahí andamos: en Londres. Con un género que, por definición, tuvo cortísima vida. Que nació muerto. Porque, tras su irrupción revolucionaria, terminó convirtiéndose en mil cosas, mutando, mezclándose. Tras los Sex Pistols, los Buzzcocks o Undertones lo arrimaron al pop. Wire decidían experimentar con su rabia. Pero seguramente la banda inglesa que mejor supo evolucionar desde sus estrechos márgenes atendía por The Clash. Su paso de gigante llegaba en 1979: 'London Calling'.

- THE CLASH: LONDON CALLING - LONDON CALLING - 1979

Fundamenales. Los Clash. Joe Strummer, Mick Jones, Paul Simonon y Topper Headon. Con el tiempo, incorporaron reggae, dub, música disco, funk y hasta algún experimento rap: su trituradora punk pudo con todo. Sin perder el elemento callejero y combativo que otorgaba personalidad a la banda. Y mientras el punk intentaba salvar un rock herido de muerte por las ínfulas sinfónicas, otra corriente paralela recuperaba el esplendor de las canciones pop de 3 minutos: la New Wave, o la Nueva Ola. Que, de hecho, vendría a ser la continuación del instante punk. Un estallido de color a ambos lados del Atlántico. Más una amalgama de ideas que un sonido concreto. Allí cabían locos maravillosos como los B-52's, o Devo: hijos conceptuales de Kraftwerk y los Residents. Humor inteligente, retrofuturismo y canciones de otra galaxia. ¡Hasta versiones! ¿Satisfaction?

- DEVO: (I CAN'T GET NO) SATISFACTION - Q: ARE WE NOT MEN? A: WE ARE DEVO! - 1978

Segunda vez que el 'Satisfaction' de los Stones suena en estos programas. En manos de Devo, un pastiche genial. Les dejamos en su Akron natal –hasta para el lugar de origen son peculiares- y viajamos a la efervescencia neoyorquina de los últimos 70. En sus calles, el punk convivía con el naciente rap, bautizado oficialmente en 1979 con este superéxito de Sugarhill Gang. Y con dos movimientos supuestamente antagónicos: la new wave -encabezada por artistas como Blondie- y la intelectualizada y extraña 'no wave', donde se movían Lydia Lunch o Arto Lindsay (y de la que nacieron Sonic Youth, a los que volveremos). Un cronista destacado de esa época fue el inquieto Brian Eno, del que ya hemos hablado, y que acabó produciendo a este grupo contagiado de todas estas esencias neoyorquinas: Talking Heads. 'Psycho Killer'.

- TALKING HEADS: PSYCHO KILLER - TALKING HEADS: 77- 1977

Los Talking Heads. Al frente, David Byrne: animal de escenario, experimentador voraz, amante de los ritmos exóticos... Todo un personaje que continúa felizmente en activo.

Y de vuelta a Londres, a recrearnos con el importantísimo legado punk. O con la explosión 'new wave'. Empezando por las excelencias de Paul Weller, que ya en el 77 dirigía su mirada al apogeo mod de los años 60. Y emprendía el largo viaje que le llevó al funk estilizado de Style Council pasando por el 'northern soul'. Por el camino, perlas tan enérgicas y rabiosas como ésta: 'Going Underground'.

- PAUL WELLER / THE JAM: GOING UNDERGROUND - GOING UNDERGROUND Sg.- 1980

Los Jam: ni punk ni new wave ni todo lo contrario. Si Weller invocó al espíritu mod, otros harían lo propio con el rocker (enemigos acérrimos): los Stray Cats. En realidad, ¡menudo momentazo! Todo variedad. Grupos mirando hacia el futuro... y grupos mirando hacia atrás. Unos años antes, desde el norte de Inglaterra, habían llegado los chicos del pub rock, rock de bar. Un retorno al rock clásico y sencillo; en respuesta a la hegemonía del rock progresivo que tanto marcó también (como reacción) al punk y la nueva ola. Artistas como Dr Feelgood, Nick Lowe, Graham Parker y un tal Elvis Costello. Enorme compositor y especialista en poner patas arriba géneros con canciones hipervitaminadas como ésta.

- ELVIS COSTELLO: PUMP IT UP - THIS YEAR'S MODEL - 1978

Elvis Costello, veloz y optimista. Todo lo contrario que los principales adalides del after-punk. O post-punk, como se le llama ahora. Un enorme cajón de sastre donde cabía la elegancia atmosférica de Japan, el pop esquinado de Echo & the Bunnymen, la frialdad experimental de P.I.L., o los grupos siniestros: un subgénero fascinante también bastante amplio, de Siouxie & the Banshees a Joy Division. La visión musical, torturada y solemne, de Ian Curtis. Desde un Manchester desolado, el cuarteto cerró los 70 y abrió los 80 con dos discos mayúsculos antes del suicidio de Curtis (y la reencarnación en New Order). Canciones de alta intensidad: 'Transmission'.

- JOY DIVISION: TRANSMISSION - TRANSMISSION Sg.- 1979

Joy Division, cuando Manchester no era aún Madchester. Uno de los grupos más votados por los profesionales de la música con cuyas listas estamos elaborando estos especiales. Para que veáis la importancia que esta banda ha adquirido con los años, deciros que están entre los 8 más votados, y empatados con los Ramones y Neil Young... Seguimos camino. Y estamos iniciando los años 80. Años de nuevos románticos (Spandau Ballet, Duran Duran...) y tecno-pop: sí, despegaba el pop electrónico inglés. Con grupos como la Human League, la O.M.D. (Maniobras orquestales en la oscuridad) y, sobre todo, unos chicos que, con el tiempo, han resultado ser los más exitosos: Depeche Mode.

- DEPECHE MODE: JUST CAN'T GET ENOUGH - SPEAK & SPELL- 1981

Los Depeche del primer álbum, los más pop a la vez que sintéticos. Dirigidos entonces por un Vince Clarke que pronto abandonó para montar Yazoo con Alison Moyet y luego Erasure con Andy Bell. Y junto a los magos de la electrónica pop, los del pop a secas. Empezando por Martin Fry y sus ABC, merecedores de posteridad por su fantástico debut. Fry, un dandi del pop de la época; en franca competencia con Adam Ant; o con Marc Almond: antes de embarcarse en una 'polimórfica' carrera en solitario, fue mitad de Soft Cell, junto a Dave Ball. Dejando para la historia este himno, su versión de un clásico de Gloria Jones: 'Tainted Love'. Digno broche para este programa. Seguiremos haciendo historia de la música. ¿Se lo van a perder?

- SOFT CELL: TAINTED LOVE - NON-STOP EROTIC CABARET - 1981