Nos Queda la Música: 200 artistas clave 12

08.11.2012

Otro capítulo de nuestra historia de la música a través de sus 200 artistas fundamentales. Nos hemos dejado muchos otros por el camino, nombres que nos gustan: americanos (de Pere Ubu a los Cars), ingleses (de los Stranglers a XTC)... Pero sigamos adelante. Sin mirar atrás. O bueno, un poquito, porque toca recordar a Joy Division, a los que vimos hace varios programas. Pues bien, la muerte de Ian Curtis forzó al resto de la banda a reconstruirse convirtiéndose en New Order. Y en vez de profundizar en los páramos anteriores, este 'nuevo orden' se internó por un camino bien distinto. Sobre todo a raíz de este extraño hit publicado en 1983: 'Blue Monday'.

- NEW ORDER: BLUE MONDAY - BLUE MONDAY Mx. - 1983

Las características melodías cruzadas de New Order en su faceta más bailable: tan influyente en la revolución dance posterior. El boom electrónico de esa época llegó a todos los rincones del pop. Y a sus fronteras: la escena industrial (los experimentos de Throbbing Gristle o Cabaret Voltaire), o proyectos a medio camino como The Art of Noise... Por cierto, un ¡hurrah! para su productor Trevor Horn! (fantástico también con Frankie Goes to Hollywood o Propaganda). Y ya que estamos, otro ¡hurrah! para la invención del 'Fairlight', el primer sampler (maquinita que ha ido cambiando la forma de hacer música) Pero más allá de inventos y tecnologías los primeros 80 fueron también tiempos góticos. Vamos con su mejor ejemplo: Bauhaus.

- BAUHAUS: SHE'S IN PARTIES - BURNING FROM THE INSIDE - 1983

Bauhaus, con el gotiquísimo Peter Murphy al frente, acompañado por los músicos que luego formarían Love & Rockets. Como decíamos, la Inglaterra de esta época estaba copada por el after-punk y siniestrismos varios. En las pintas de muchas bandas y en la oscuridad sonora de otras tantas. Vampiros, pesadillas, muerte, sufrimiento... De Siouxsie & the Banshees o Killing Joke a Sisters of Mercy... o nuestros siguientes invitados: The Cure. Un grupo que supo ir más allá. Tienen discos asfixiantes, como 'Pornography', pero en su música siempre hubo luz. Ya desde el principio. 'Boys Don't Cry'.

- THE CURE: BOYS DON'T CRY – BOYS DON'T CRY Sg.- 1979

Los Cure de Robert Smith. Un grupo que sigue fascinando, y por eso ha recibido un montón de votos. Sí, nuestro comité de expertos ha elegido los 200 nombres que estamos recordando, intentando establecer una cronología para relataros la historia de la música. Que no es poco. Y resulta especialmente complicada en la época que os estamos contando: los primeros 80. El punk lo había removido todo. Y de ahí surgieron innumerables bandas, estilos, sellos independientes, y sobre todo artistas con sello 'personal'. Una escena muy rica donde también cabía el revival. Por ejemplo, el del ska. Ritmo jamaicano reinventado por los Specials o por Madness. Los primeros, más políticos. Los segundos, más gamberros. Uno de sus muchos hits: 'Our House'.

- MADNESS: OUR HOUSE - THE RISE & FALL - 1982

Madness. Su humor, su gusto por el costumbrismo londinense y, sobre todo, sus melodías, les hicieron inmortales. También sus divertidos clips, donde abundaban todo tipo de disfraces. Otro grupo aficionado al disfraz que queremos recordar: los rebeldes del soul, Dexys Midnight Runners. Pero poco a poco vamos normalizando el 'estilismo extremo' de la época (de Visage a Culture Club), y llegamos a unos chicos de apariencia más normalita. Sus canciones bastaban. Los Smiths. La suya es una historia tan breve como intensa: en tan solo 5 años dejaron cuatro álbumes y un montón de singles. Y casi todo, de un nivel impresionante. Pocos dúos compositores han alcanzado la altura de esta alianza: Morrissey y Johnny Marr. 'This Charming Man'.

- THE SMITHS: THIS CHARMING MAN - THIS CHARMING MAN Sg. - 1983

Los primeros Smiths. Imprescindibles. Morrissey siguió en solitario con altos... y bajos. Marr lo ha intentando en veinte mil proyectos, sin acaba de cuajar. En cualquier caso, gran parte de la escena 'indie' posterior comenzaba aquí. De la menos ruidosa. Y de la más elegante. Artistas de aroma clásico (como Lloyd Cole o Everything but the girl), sofisticado (como Scritti Politti o Style Council), o contemplativo (Blue Nile o los últimos Talk Talk)... No queremos agobiaros con tanto nombre, pero nos puede la ansiedad de citar a cuantas más bandas, mejor. En fin... Hablábamos de elegancia, y aquí tenemos el debut de un dúo longevo y muy distinguido. Damas y caballeros, los Pet Shop Boys en 1984. 'West End Girls'.

- PET SHOP BOYS: WEST END GIRLS - WEST END GIRLS Sg. - 1984

Pet Shop Boys: toda una institución de la música británica. Neil Tennant y Chis Lowe, un dúo único. Y más boys, pero esta vez son tres y vienen de la gran manzana. Casi unos niños cuando empezaron en la efervescente escena hardcore americana, enseguida se pasaron al rap. De la mano del ubicuo productor Rick Rubin, jugaron a unirlo con riffs metálicos. Algo que meses antes habían ensayado Run DMC junto a Aerosmith. El hip-hop todavía estaba dando sus primeros pasos: todo estaba por hacer. El caso es que el invento fue un éxito, y Beastie Boys acabaron liándola parda como teloneros de Madonna y dejando himnos fiesteros de este calibre.

- BEASTIE BOYS: FIGHT FOR YOUR RIGHT (TO PARTY) – LICENSED TO ILL - 1986

Unos Beastie Boys macarras que luego se tranquilizarían, emprendiendo una casi intachable carrera en el hip hop de amplias miras. Con ellos, llegamos a 1986. A esas alturas, los irlandeses U2 eran ya muy famosos, pero aún no habían pegado el pelotazo mundial con 'The Joshua Tree'. Su épica (la grandilocuencia también de grupos como Simple Minds, Psychedelic Furs o los Cult) se tiñó de misticismo... mientras Bono ascendía a los cielos sobre las guitarras infinitas de The Edge. Y de ahí, a más. Discos cada vez más esperados y giras cada vez más aparatosas. Sin U2 no habría Radiohead o Coldplay, por ejemplo. Ya llegaremos a ellos. De momento, aquí les dejamos buscando algo que aún no han encontrado. Nosotros queremos encontrarles en el siguiente programa. Nos vemos.

- U2: I STILL HAVEN'T FOUND WHAT I’M LOOKING FOR – THE JOSHUA TREE - 1987