No pueden más

01.02.2016

Su vida se ha convertido en un infierno. Compraron una casa nueva y, al poco tiempo, instalaron justo al lado las instalaciones de una empresa de camiones de basura. Los ruidos son insoportables las 24 horas del día. A ello, se unen olores, moscas y ratas. Han acudido al Defensor del Pueblo. Aseguran que no pueden dormir ni abrir las ventanas. Son los vecinos de la calle de Puerto del Pozazal, 37 en Vallecas.