El detenido por retener a la familia de Bárcenas quería presionar al Gobierno

25.10.2013

El abogado de Enrique Olivares, el hombre que asaltó anteayer con una pistola la casa del extesorero del PP Luis Bárcenas y maniató a los ocupantes, ha asegurado este viernes que "no tenía intención de hacer daño" a nadie y que sólo pretendía conseguir la supuesta contabilidad B del PP para chantajear con ella Gobierno y que éste resolviera los problemas del país. En declaraciones a los medios de comunicación a las puertas de los Juzgados de Plaza de Castilla, el abogado Félix Bernal ha revelado que Olivares "no tenía un plan preconcebido" y que simplemente viajó desde Cuenca, donde vive, hasta Madrid porque "estaba preocupado por el paro, por que las prestaciones bajan, las tasas universitarias suben, la Sanidad está mal, etcétera".