Luxemburgo, el pequeño gran milagro económico

Luxemburgo es posiblemente el país más rico del mundo: donde más Porsches hay o donde un conductor de autobús puede ganar 5.000 € al mes. Así es el último gran ducado del planeta, un pequeño milagro económico sustentado primero en el negocio del acero y ahora en su fortaleza financiera.