Semana Santa en el Mundo

29.03.2013

A las siete de la mañana se han abierto las puertas de la basilica del Santo Sepulcro en Jerusalén. centenares de fieles aguardaban para entrar y participar en la Liturgia de la Pasión, y orar ante a Piedra de la Unción, donde cuenta la tradición que fue ungido el cuerpo de Cristo antes de ser depositado en sepulcro. Numerosos creyentes han caminado en procesión siguiendo el Calvario de Cristo. Algunos, como esta joven, con la cruz a cuestas. Como cada Viernes Santo, en Filipinas decenas de penitentes son crucificados. Los devotos son clavados en una cruz de madera en una tradición que representa el sufrimiento y la muerte de Jesús. Para prender las manos y los pies se utilizan clavos de diez centímetros. Y en el estado mexicano de Guerrero algunos penitentes recorren las calles cargando sobre los hombros un rollo de espinas de 45 kilos de peso. Lo hacen con el rostro cubierto y descalzos. Otros flagelan su cuerpo recordando el camino hacia el Calvario.