Un vagón, una original vivienda por 45.000 euros

Mi cámara y yo

| 01.06.2018

Los amantes del mundo ferroviario están entre su clientela. Miguel es un joven empresario madrileño que compra antiguos vagones de tren ya en desuso para rehabilitarlos y convertirlos en vivienda, en bar, en estudio e incluso en restaurante. Hemos tenido oportunidad de conocer uno de sus proyectos más ambiciosos, la unión de 3 vagones de los años 60 con los que ha fabricado una vivienda totalmente sostenible. El destino: una finca rústica en la que la ley no permite construir.