¿A rezar al polígono?

¿A rezar al polígono?

En naves industriales que en otro tiempo fueron almacenes, fábricas o empresas, muchas iglesias evangélicas han instalado su centro de reunión y oración. Los sábados y los domingos, en las calles del Polígono del Aguacate no se ven empleados que van a trabajar, sino a feligreses de todas las nacionalidades que acuden los fines de semana a escuchar a su pastor.

El polígono del Aguacate es un caso único en toda España. Hasta 19 iglesias evangélicas se juntan en esta zona industrial y empresarial. Carabanchel es el distrito madrileño con más lugares para este culto, seguido de Vallecas y Villaverde. El programa "Mi Cámara y yo" se adentra en la comunidad evangélica, Pasión por Cristo, para mostrar cómo esta congregación vive su fe en el polígono. El ambiente es festivo, se canta y se baila.

La ceremonia incluye concierto y Karaoke con canciones evangélicas. La nave en la que se ubican cuesta 13.000 euros al mes y se sufraga con los donativos de los fieles. Miles de personas practican en la Comunidad de Madrid la religión evangélica, tras la católica, es la confesión con más seguidores. Y la mayor parte de las iglesias evangélicas se encuentran en polígonos industriales. La principal razón, el alquiler es más barato y no se aplica la normativa de ruido del centro.