Mi cámara y yo: Tenderos de barrio

Mi cámara y yo

| 11.10.2016

Es una de las profesiones en peligro de extinción. Tenderos de toda la vida de los que fían, conocen a sus clientes por nombre y apellido y se adelantan a los gustos de sus más fieles compradores. Nuestra reportera Amaya Rey se pasa al otro lado del mostrador para conocer su vida e historia.

Visitaremos una pescadería castiza en la que el género vuela, pero literalmente. Su lanzamiento de merluza atrae a amantes del pescado y a curiosos que pegan la nariz a un escaparate con historia. Conoceremos a Felicidad, una jubilada de 74 años que sigue levantándose de madrugada para vender churros; a Andrés, tercera generación en la mantequería más antigua de España; Julio, nieto de un florero que empezó a servir a Alfonso XIII y ahora es responsable de los adornos florales de la familia real; Iván, pollero de día y lector del tarot de noche; José, el más elegante de todos los carniceros de Madrid; y José Antonio, una voz de anuncio en una tienda de chucherías que deja atónitos a todos sus clientes.