Al otro lado de la verja

Aunque el gremio de los ferroviarios levantó estas viviendas unifamiliares de una y de dos plantas, hoy son pocos los vecinos que tengan relación con el sector del tren. Hace ya años que dejó de ser requisito imprescindible para poder vivir en ellas. Lo que sí es cierto es que paseando por las dos únicas calles que conforman esta colonia, aún puedes encontrar señales luminosas de trenes y algún vecino amante del ferrocarril.

Mejores Momentos

Programas Completos