Mi cámara y yo: El campo a todo lujo

Más allá de la actividad frenética de Madrid, muy cerca de nuestra comunidad se esconden increíbles paraísos en los que desconectar, y según el bolsillo, descansar como auténticos reyes. Esta semana nuestra reportera Paloma González ha salido con su cámara para buscar localizaciones de ensueño en las que poder vivir “El campo a todo lujo”.

Estaremos en Valdepalacios, el único hotel en el campo con categoría 5 estrellas Gran Lujo. Un oasis muy frecuentado por famosos y en el que hace un año se casó Rocío Carrasco en una boda a prueba de paparazzis. Esto fue posible gracias a las 600 hectáreas de una finca que conoce al dedillo Nano, un simpático guardés de 73 años que lleva allí desde los 16 y que heredó de sus padres el oficio. Con él haremos un safari para divisar corzos y ciervos, una de las actividades que regalan a unos huéspedes que pagan 700 euros por noche.

A poco más de una hora de Madrid, en el Valle del Duero se encuentra Zorita, una hacienda que nació en 1336 bajo la Orden Dominica y en la que dicen Cristóbal Colón convenció a los Reyes Católicos para conseguir el dinero que le permitió conquistar el Nuevo Mundo. Rodeados de tanta historia y de espectaculares viñedos, este alojamiento de lujo con categoría de hotel de 5 estrellas ofrece varias villas, 20 habitaciones y tres suites que se pueden disfrutar a partir de 350 euros la noche.

También privilegiado es el entorno de los Claustros de Ayllón, un imponente paisaje que alberga las ruinas de un antiguo monasterio franciscano de más de ocho siglos de historia. Restaurados, hoy en día estos claustros son elegidos por muchas parejas para celebrar su boda, como la que viviremos con Patricia y Jesús, dos novios que se enamoraron de un lugar por el que se llega a pagar 5.000 euros por un día de alquiler.

De lujo y curioso es el hotel Fuente Techada, una casa de campo familiar para desconectar al pie del Parque Natural del Guadarrama. Con vistas a la sierra, esta finca de 11 hectáreas se esconde entre la naturaleza para ofrecer a sus inquilinos el mejor descanso y gastronomía, el disfrute de sus animales de granja y sobre todo una peculiar decoración que recupera elementos de antiguos edificios, como las ventanas de la primitiva maternidad de O’Donnell o los pies derechos provenientes de la rehabilitación del edificio del mítico Tío Pepe.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia