Mi cámara y yo: Huele a Navidad

Mi cámara y yo: Huele a Navidad

La Navidad ya se ha instalado en Madrid y resulta difícil escapar a las señales que nos asaltan desde calles, centros comerciales, tiendas, el exterior de los edificios y el interior de los hogares. ¿Será posible descubrir novedades en esta celebración? “Mi cámara y yo” las encuentra en “Huele a Navidad”.

Si algo tiene un aroma navideño inconfundible es el roscón de Reyes, que despierta pasión entre los madrileños. En 2018, consumimos ni más ni menos que dos millones y medio. Los hay tradicionales como los que elaboran en la Pastelería del Pozo, la más antigua de España, con la misma receta con la que empezaron en 1830. Y los hay rompedores, como los que amasan en Bargueño rellenos de morcilla, sobrasada, rabo de toro e, incluso, ¡callos! MCY comprueba el éxito de esta arriesgada propuesta.

También es un éxito la iniciativa del Real Jardín Botánico que, por primera vez y siguiendo una tradición nacida en Inglaterra y Alemania, ha iluminado con más de 350 000 bombillas LED sus instalaciones, donde se exhiben más de 5500 especies vivas. Un espectáculo que MCY lleva hasta los hogares madrileños y que se puede visitar por 13 €.

Sin coste alguno se puede contemplar la iluminación callejera, pero desembolsando 190 € se puede ver desde una nueva perspectiva: subiéndose a una limusina. Es lo que hace MCY en un recorrido de una hora por las calles de la capital.

Aunque para ciudad navideña, Torrejón de Ardoz que en 2017 ostentó el título de Capital Europea de la Navidad y ya ha conseguido la declaración de Fiesta de Interés Turístico. Con un recinto de 100 000 metros cuadrados y 3 millones de luces LED recibe la visita de más de 2 millones de personas. Y si quieren conocer a un campeón de la Navidad hay que ir hasta San Fernando de Henares, donde Eugenio no repara en gastos para que su vivienda no tenga nada que envidiar a la iluminación típica de las casas norteamericanas.